El equilibrio radiativo

Una estrella es una masa de gas, bajo dos fuerzas fundamentales: La gravedad y la energía nuclear.

La gravedad, tiende a comprimir la estrella. Cuando mas masiva es, mayor es la fuerza de gravedad que la comprime.

Las flechas azules representan la gravedad, las verdes la energía del gas, que tiende a dispersarse, mas aun a las temperaturas de una estrella. Cuando las dos fuerzas se igualan, la estrella alcanza su estabilidad.

Por que no se comprime completamente? Debido a que, como cualquier gas que se comprime, se calienta, el núcleo de la estrella llega a superar los 10 millones de grados, la energía es tan alta que comienza a tener reacciones termonucleares. Esta fuerza es expansiva, por lo que compensa la compresion de la gravedad.

Poco después de que la estrella nace, entra en un equilibrio entre la fuerza “hacia afuera” de la energía nuclear, y la fuerza “hacia adentro”, la gravedad.

Ese equilibrio se denomina “equilibrio radiativo”.

Nuestro Sol y la enorme mayoría de las estrellas están en este equilibrio. También se conoce como equilibrio hidrostático.

Si por alguna razón alguna de las fuerzas cambia, el diámetro de la estrella cambia también.

Al final de sus días, por ejemplo, a una estrella se le acaba el combustible, y al perder la fuerza “hacia afuera”, solo queda la gravedad, y se comprime. (el proceso real es bastante mas complejo que esta explicacion).

De esta manera, la estrella se achica (se dice “colapsa”), y dependiendo de su masa, terminara como enana blanca (poca masa), estrella de neutrones (masa intermedia) o agujero negro (muy masiva).