Los cometas

“Cometa” es una palabra derivada del griego que significa “estrella peluda”, ya que los cometas se distinguen normalmente por una cola formada por gas y polvo calentados en su superficie cuando se aproximan al Sol. Algunos llegan bastante cerca como para ser espectaculares, incluso a simple vista; muchos más son o bien demasiado débiles o aparecen en mal momento y lugar para ser vistos con prismáticos o telescopio. Varios cientos pasan cada año por las cercanías del Sol.

Cometa McNaught desde Capital Federal, 2007. Foto: Claudio Martinez.

Un cometa esta formado por un núcleo de unas docenas de kilómetros, de hielo y rocas, según el modelo desarrollado por Fred Whipple en 1950. Puede ser sólido o poroso. Son muy oscuros, casi con la reflectividad del carbón. Abajo puede verse una imagen real del núcleo del cometa Halley, fotografiado en 1986 por la nave europea “Giotto”.

Núcleo del Cometa Halley, 1986. Esta iluminado desde la izquierda arriba. Pueden verse las zonas mas importantes de emisión de gas. Tiene unos 20 km. de largo.

El núcleo muchas veces esta débilmente unido, y a veces por los chorros de gas que emite, puede romperse en varios trozos. En 1976, el cometa West se rompió en 4 trozos. Más cercano en el tiempo, en 1994 el cometa Shoemaker-Levy se rompió en 17 trozos, fundamentalmente debido a la fuerza de marea gravitacional de Júpiter. Ese año chocó contra el planeta gigante.

Cuando se acercan al Sol a la distancia aproximada de Júpiter, desarrolla una nube de gas (llamada Coma), que al irse aproximando al Sol, se hace mas grande, y por la energía del Viento Solar, se “barre” ese gas y polvo formando la cola del cometa. Por este motivo la cola siempre está en dirección opuesta al Sol.

Tienen dos tipos de colas, una rectilínea y azul y otra curva y rojiza. La primera esta formada por gas y la segunda por polvo. No necesariamente están presentas las dos. Cada cometa es particular.

En el enlace puedes ver algún detalle sobre los tipos de colas y su visibilidad.

El movimiento de la cola
 
En el video siguiente, del año 2007, se ve como la cola del cometa Encke “ondea”como una bandera, y con la energía del Sol (pasan como nubes hacia la izquierda), inclusive pierde la cola (20 de abril), que luego recupera. No es extraño que suceda. Tomado por la nave de la NASA Stereo A.
 

 

Las partes de un cometa

Puede verse en detalle cada parte de un cometa. En promedio, la imagen superior tiene unos millones de kilómetros, la del medio unos 50 mil km y la de abajo 20 km. Los cometas son enormes pero a la vez poco masivos. Por ello algunos astrónomos los llaman “la nada visible”.

La nube de Oort

Los cometas se desgastan en cada paso. Se calcula que en promedio un cometa pasará mil veces hasta perder todo su material volátil. Esto representa como máximo algunos millones de años. Es claro que no pueden estar activos desde el comienzo del Sistema Solar (tiene 4700 millones de años). Jan Oort concluyo que por este motivo los cometas vienen de una nube lejana de proto-cometas, que sería un “semillero” Se llama “nube de Oort”. Está a un año luz de distancia máxima, viajando apenas a la velocidad de 100 km/h. Cualquier influencia, como una estrella que pase cercana, o el mismo centro de la Vía Láctea, perturba su movimiento, haciendo que se escapen al espacio interestelar, o caigan hacia el Sol.
Los que caen, a veces son frenados por los planetas, haciendo que tengan períodos cortos.

Excelente diagrama de la nube de Oort. Tiene forma esférica hacia el exterior. De allí provienen los cometas. Hecho por Donald Yeomans. 

La mayoría de los cometas vienen desde muy lejos, hacen un paso por el Sol, y poniendo rumbo a la oscuridad exterior, nunca mas vuelven a ser vistos, como el Cometa Mc Naught, que engalanó nuestros cielos a principios de 2007.

Unos pocos tienen sus órbitas pequeñas, ajustadas a las distancias de los planetas. Por ejemplo, el cometa Halley, regresa cada 76 años (capturado por Neptuno); el Swift-Tuttle, cada 130; el Encke cada 3,3 años etc.

Algunas imagenes reales de núcleos cometarios. (Fotos reales)

Hay algunos de largo, medio y corto periodo (menos de 200 años).

220px-HRIV_Impact
Impresionante la colisión entre la nave de la NASA Deep Impact y el cometa Tempel. A pesar de su espectacularidad, apenas le cambio el perihelio del cometa 10 metros…. No es tan fácil desviar cosas grandes…..

En cada paso no solo pierden gas, sino que muchas veces también emiten rocas trozos de hierro, etc. Esas rocas quedan girando alrededor del Sol, y cuando la Tierra atraviesa esa región, se producen lluvias meteóricas.

Igualmente este polvillo muy disperso va enriqueciendo el material del que se compone la Luz Zodiacal.

Muchas veces los cometas dejan el polvillo dispersado delante suyo, y cuando la Tierra pasa por el plano de su órbita, el polvillo se hace visible, formando la anticola, que es visible durante muy poco tiempo.

La anticola del Cometa Arend-Roland en 1957, puede verse a la izquierda de la coma, en dirección al Sol.