¿En el espacio sin protección?

¿Cuánto tiempo puede vivir un ser humano sin protección en el espacio?

Famosa escena de la película “2001, Odisea en el Espacio” cuando
el astronauta Dave Bowman debe salir al espacio sin protección alguna.
¿Es posible?

Si no tratas de contener la respiración, la exposición al espacio es poco probable que produzca una lesión permanente durante medio minuto más o menos. Contener la respiración puede dañar los pulmones. Los buceadores con escafandra sufren un problema parecido cuando ascienden, y pueden tener problemas en los tímpanos, pero predice la teoría – y confirmar los experimentos con animales – que de otro modo, la exposición al vacío no causa daño inmediato.

No explotas. Tu sangre no hierve. No te congelas. No pierdes el conocimiento al instante.

Varios problemas menores (quemaduras de sol, tal vez inflamación de la piel y el tejido subyacente) comienzan después de diez segundos aproximadamente. En algún momento se pierde la conciencia por la falta de oxígeno. Las lesiones se acumulan. Después de uno o dos minutos tal vez, te estás muriendo. Los límites no son muy conocidos.

No explotas y la sangre no hierve por el efecto de contención que producen la piel y el sistema circulatorio. No te congelas de inmediato porque, aunque el ambiente espacial es típicamente muy frío, el calor no se transfiere rápidamente a distancia del cuerpo. La pérdida de la conciencia se produce sólo después de que el cuerpo ha agotado el suministro de oxígeno en la sangre.

Si tu piel está expuesta a la luz solar directa sin ningún tipo de protección, se puede producir graves quemaduras. (fundamentalmente por radiación ultravioleta).

En el Centro Espacial Johnson (NASA), hubo casos en que personas fueron expuestas accidentalmente a un casi vacío (menos de 1 psi).

En un incidente con una fuga de un traje espacial en una cámara de vacío en 1967, Jim Le Blanc, un técnico, se mantuvo consciente durante unos 14 segundos, que es aproximadamente el tiempo que tarda en pasar el oxigeno de los pulmones al cerebro. El evento no llegó a un alto vacío, y se empezó a presurizar la cámara en unos 15 segundos. Luego recobró el conocimiento en torno al equivalente a 4.500 metros de altura.

El sujeto informó más tarde que podía sentir y oír el aire que se le escapaba, y su ultimo recuerdo consciente fue que sentía como su la saliva de su lengua comenzaba a hervir. (!)

A pesar de que no se haría con humanos (supongo!) en circunstancias reales, el “experimento” de exponer una mano sin presión al vacío durante un tiempo significativo, ocurrió realmente el 16 de agosto de 1960.

Joe Kittinger, durante su ascenso en globo a 31 km. en una góndola abierta, perdió la presurización de la mano derecha. A pesar de ello, decidió continuar la misión y la mano, como era de esperar, se convirtió en una masa dolorosa e inútil. Sin embargo, una vez de regreso a altitudes más bajas (se tiró en paracaídas) la mano volvió a la normalidad.

En el vídeo siguiente pueden ver el salto de Kittinger. Impresionante!. Esta en ingles con subtitulos en portugués.

Posteriormente, en 2012, y con el auspicio de Red Bull, Felix Baumgartner salto desde 38,97 km. (video al final, con una mezcla de imagenes de Kittinger y Baumgartner)