La formacion del Sistema Solar

Articulo ampliado por la Lic. Esmeralda Mallada – Uruguay.

El Sistema Solar se formó de nubes de gas y polvo de las que existen en todas partes de la galaxia.

Ese gas está formado por hidrógeno, helio, tiene carbono y otros elementos.

Y tiene rocas. formadas de silicatos (piedras) y pedazos de hierro o níquel. Todo el espacio está plagado de este tipo de materiales, de distintos tamaño, desde polvillo hasta objetos del tamaño de un asteroide de 1.000 kilómetros. Es una mezcla bastante compleja.

Esa mezcla de gas, por distintas circunstancias (normalmente, la explosión de una estrella cercana -una supernova-), son empujados y obligados a condensarse. Esto significa que el gas se empieza a acumular.

Hay inicialmente una nube muy grande totalmente irregular, que al azar tiene zonas más concentradas y por lo tanto, son dominantes desde el punto de vista gravitacional. Al ser más masivas, atraen a lo que se encuentra en los alrededores, y se hacen más grandes aun.

En este estadio, se produce un efecto ‘bola de nieve’ porque las acumulaciones de la nube se hacen más grandes y densas, atrae más y se hace más grande aun, tiene más fuerza de gravedad y atrae más y más. Así fue el comienzo de la formación del Sistema Solar.

Es interesante considerar que la formación de los planetas ha permitido la formación del Sol. Esto es porque el 99% de la masa del sistema Solar esta en el Sol, pero el 99% del momento angular lo tienen los planetas. De alguna manera, los planetas absorbieron el momento angular cuando el Sol se estaba empequeñeciendo y girando cada vez mas rápidamente.

Además, al contraerse, por la “conservación del momento angular” aumenta la velocidad de giro. Por efecto de la fuerza centrífuga generada, la nube se achata y adopta una forma como de huevo frito.
¿Qué sucede cuando un gas se comprime? Se calienta.

El gas, entonces, está comprimido; al comprimirse se calienta y al calentarse -principalmente en el centro, que es donde está más comprimido- la temperatura se hace muy alta. Este es el núcleo y es lo que se denomina el protosol (todavía no es el Sol). En este centro, cuando la temperatura llega a 11 millones de grados, empiezan las reacciones termonucleares y nace nuestra estrella.

Anillo de acrecion. Las zonas donde no hay material, se esta formando un planeta.

Al nacer, todo el material que queda permanece girando alrededor de la estrella y está compuesto por gas y piedras, llamadas planetesimales. De esta manera tenemos una estrella recién nacida con un anillo gigante de piedras y gas alrededor, algo mayor que el tamaño del Sistema Solar actual. Se llama disco de acreción.

De todo este material, por choques, se irán formando los planetas. Si chocan a gran velocidad se destruyen, si chocan a baja velocidad se irán fundiendo, creciendo y formando planetas. Este proceso se llama acreción.

La formación de este anillo de acreción es el motivo fundamental por el que todos los planetas giran para el mismo lado, y en el mismo plano.

detalle del anillo, con algunos planetesimales

Este tipo de sistemas se están observando a nuestro alrededor: hay varias estrellas que tienen anillos de esta naturaleza y ya se han encontrado muchos planetas en las cercanías. Lo interesante también es que se han hecho simulaciones por computadora. En la computadora se genera un modelo que tiene un objeto central y otros miles alrededor que van girando y se observa qué sucede en la evolución. Lo que sucede es que se forman planetas, se forman sistemas solares. Así, como no se puede esperar el tiempo físico-real para que se formen los planetas, se hace con computadoras.

Igualmente hay que perfeccionar este modelo, porque la mayoria de los sistemas solares hallados son diferentes del nuestro, con planetas demasiado cercanos a la estrella central.