Traje espacial marciano probado en la Antartida

Extraido del sitio de la Fuerza Aerea Argentina

Como parte de un convenio entre el Departamento de Estudios Espaciales de la Universidad de Dakota del Norte (UND) y del Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial (INMAE) de la Fuerza Aérea Argentina, por primera vez en la Base Marambio, se realizó la prueba de un traje espacial que podrá ser utilizado para diversas excursiones al planeta Marte.

En el centro Pablo de Leon probando uno de los trajes.

Dicha experimentación se desarrolló entre los días 10 y 16 de marzo de 2011 y estuvo a cargo del científico argentino Pablo de León y de dos norteamericanos, Jon Rask y Margarita Marinova, que aterrizaron en la base antártica a bordo de un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea.

León, que actualmente dirige el Laboratorio de Vuelos Espaciales Tripulados de la UND, fue quien diseñó el traje espacial NDX-1. Con un costo de 100.000 dólares, el traje es más flexible que la versión anterior a fin de darle mayor movilidad al astronauta y mejorar su precisión en el manejo de los instrumentos al momento de obtener muestras. Está fabricado con distintas telas de uso militar y científico con el fin de reducir su peso, pero sin perder resistencia.

Respecto de sus dos compañeros, ambos pertenecen al Centro Espacial Ames, de la NASA, en California: Rask es un biólogo especializado en exobiología y Marinova es científica planetaria.

Probando otro de los trajes en un ambiente “marciano”.

Durante los días que duró la experimentación, se realizaron pruebas de movilidad y flexibilidad del traje sobre hielo y nieve, a la vez que se recolectaron muestras del suelo y se realizaron perforaciones con un taladro diseñado para la ocasión.

La misión Marte en Marambio cuenta con un logo propio: la Cruz del Sur y la Base Marambio, con sus antenas satelitales y sus edificios color naranja, acompañan al NDX-1, el planeta Marte y los nombres de las entidades organizadoras: la NASA, la Fuerza Aérea y la UND.

Logo del proyecto

Para colaborar con el proyecto, la Fuerza Aérea Argentina aportó la logística necesaria, como alojamiento, acceso a internet, vehículos para el desplazamiento en el territorio y traslado del personal e instrumentos desde y hacia el continente.

¿POR QUÉ LA ANTÁRTIDA?

Por su ubicación, el Continente Blanco es uno de los lugares menos contaminados y manipulados por el ser humano. Además, es considerado el ambiente más similar al planeta Marte, tanto por el clima y la sequedad atmosférica como por estar en uno de los puntos más al norte del continente, donde existen posibilidades de encontrar distintas formas de vida.

A eso se suma que a diferencia del suelo continental, la Antártida está compuesto por un polvo de origen volcánico de una densidad mucho menor llamado “permafrost”.

Todas estas características, hacen que la Antártida sea el lugar ideal para realizar este tipo de experiencias y pruebas científicas de vital importancia para el sector aeroespacial.

Pueden  ver el blog de Pablo y el desarrollo de traje (en ingles) aqui.