OVNI produce revuelo en Buenos Aires

Extractado de un articulo del Lic. Roberto Venero
Secretario de Extensión
FCAG – UNLP

El suceso del que vamos a hablar hoy sucedió en casi tres decadas.

El hecho comenzó en la mañana del 17 de septiembre de 1985, mañana en la que una gran parte de la población de la Provincia de Buenos Aires y de la ciudad de Buenos Aires se conmovió por la observación de un punto muy brillante desplazándose lentamente en el cielo diurno.

El objeto tal como se veía a través del refractor Gautier de 43 cm de diámetro del Observatorio de La Plata, con una cámara  Nikon con objetivo 50 mm. Todas las fotos son con la misma configuración, tomadas por Guillermo E. Sierra, fotógrafo del Observatorio.

La visión de este objeto luminoso, semejante a la del planeta Venus en los atardeceres y amaneceres, se prolongó a lo largo de la mañana, haciéndose cada vez más débil y finalmente desapareciendo pasado el mediodía.

Naturalmente, tal suceso originó un enorme interés por parte de los medios de comunicación por saber de qué se trataba y también desencadenó una catarata de especulaciones sobre su origen.

Los voceros de la Fuerza Aérea y de los distintos institutos de investigación científica del país coincidieron casi unánimemente en que, a juzgar por los movimientos y el aspecto del objeto, se trataba de un globo sonda, que estaba cruzando lentamente nuestro cielo.

La observación

Por su parte, varios astrónomos y técnicos del Observatorio Astronómico de La Plata observaron el objeto con ayuda del Telescopio Gran Ecuatorial Gautier, con el que pudieron distinguir con facilidad el aspecto del globo, con su manga vertical de inflado dirigida hacia abajo y su cuerpo superior brillante. El fotógrafo del Observatorio, Guillermo E. Sierra, obtuvo algunas fotografías a través del telescopio, que mostraban claramente esta descripción.

Puedes ver un video corto que arme con las cuatro fotos, y un programa de morphing, aqui.

Otra imagen donde se ve como va cambiando de brillo.

Las especulaciones

Surgieron miles de especulaciones, por supuesto sobre que este objeto era un platillo volador. Si lo observabas por telescopio, se veían brillos en movimiento, que decían que eran naves menores revoloteando a una nave nodriza.

Por su forma, era “obviamente” un platillo volador.

Los que decían lo contrario, eran “científicos de mentalidad cerrada, que no pueden desprestigiarse diciendo la verdad”….

Nota un par de detalles del dibujo, realizado observando a través de un telescopio de 20 cm. Da indicaciones de  medidas en metros, cuando todavía no se sabia a que distancia estaba. Otro: a la izquierda dice “protuberancia en forma de tobera”…. es algo tendenciosa esa definición. Me parece que el observador estaba convencido de que el objeto era un plato volador.

Una opinión mas imparcial

El día siguiente de la aparición, el Dr. Horacio S. Gielmetti, del Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE), aclaró la naturaleza del objeto en un comunicado de prensa donde podía leerse:

“El objeto fuertemente luminoso observado a simple vista desde Buenos Aires y sus alrededores durante la mañana del martes 17 de setiembre era, con total seguridad, un globo estratosférico. Su particular luminosidad se debió a la constitución de su superficie, las condiciones del cielo y su posición relativa al Sol. (…)”

¿Era un globo?

Posteriormente, el Dr. Gielmetti publico: “El MIR es un globo abierto, inflado inicialmente con hidrógeno o helio, pero que en la fase de rutina opera con aire caliente. Obtiene la energía para ese calentamiento, durante la noche, de la radiación infrarroja [IR] que emite la Tierra, a la que durante el día se le agrega la radiación solar directa y la de su albedo.

Como es un globo MIR. Diagrama publicado en 1985.

El artículo se completaba con el TELEX recibido por el Dr. Gielmetti de parte del Dr. A. Soubrier, Jefe de Departamento de Desarrollos Estratosféricos del CNES, quien confirmaba que se trata de un globo MIR lanzado desde Sudáfrica el 26 de julio. El MIR en cuestión estaba en su segunda excursión alrededor del mundo.

Diagrama esquemático sobre porque se vio así. 

Aun despues de todas estas pruebas, hoy en dia hay gente que sigue creyendo que el globo MIR era un platillo volador.

Telex confirmando, meses después, al Dr. Giulmetti que es su globo, del Dr. Soubrier. (los mas jóvenes, aunque no lo crean, no había internet!).

Acá en el Observatorio, felizmente, se sabe distinguir entre la ciencia y la creencia. Ninguna de ellas se solapa, como insistentemente se pretende desde las pseudociencias.

¿Hay alguna otra imagen?

Pues si la hay!!! Tomada antes, desde Australia por el astrónomo Gordon Garradd (el descubridor del cometa Garradd, entre otros).

Al estar mas cerca, pueden verse mas detalles, como las góndolas con carga científica, marcadas con flechas.