ALMA: El telescopio terrestre más poderoso

Por Martin Arin

Este revolucionario telescopio permite ver el cosmos como nunca antes se había visto. Se avecina un periodo de nuevos descubrimientos sin precedentes.

El 13 de marzo de 2013 fue inaugurado, en un remoto rincón de los Andes chilenos, el ALMA, (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), en una colaboración entre Europa, América del Norte y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile.

El conjunto de 66 antenas de ALMA se completó recientemente con la llegada del último lote de siete, que están pasando su periodo de pruebas antes de entrar en operación. El telescopio ya ha proporcionado vistas sin precedente del cosmos con solo una parte de del conjunto de antenas instalada.

Por ejemplo, el sistema fue capaz de relevar el Funcionamiento de un Sistema Planetario Cercano, y ha proporcionado claves importantes sobre cómo este tipo de sistemas se forman y evolucionan. Se ha descubierto que los planetas que orbitan la estrella Fomalhaut (a 25 años luz de la Tierra) deben ser mucho más pequeños de lo que se pensaba en un principio. Este es el primer resultado científico de ALMA publicado en su primer periodo de observaciones.


Esta nueva imagen muestra el anillo de polvo alrededor de la brillante estrella Fomalhaut visto por el ALMA. La zona azul muestra una imagen anterior obtenida con el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA. La nueva imagen de ALMA ha dado a los astrónomos una información fundamental para dar un paso adelante en el conocimiento de un sistema planetario cercano y ha proporcionado claves importantes sobre cómo este tipo de sistemas se forman y evolucionan. Véase que ALMA tan solo ha observado parte del anillo.

También, entre otros estudios preliminares a la finalización del telescopio, los astrónomos han descubierto una estructura espiral totalmente inesperada en el material que rodea a la vieja estrella R Sculptoris. Se trata de la primera vez que se encuentra este tipo de estructura, junto con la envoltura esférica, alrededor de una estrella gigante roja. También es la primera vez que los astrónomos han podido captar información tridimensional completa sobre esta espiral. Probablemente, la extraña forma fue creada por una estrella compañera oculta que orbita la estrella gigante roja.

R Sculptoris.

El Telescopio ALMA

Capaz de observar el universo detectando un rango de luz invisible para el ojo humano, ALMA nos mostrará detalles antes nunca vistos del nacimiento de las estrellas, galaxias jóvenes en el universo temprano y planetas formándose alrededor de soles distantes. También podrá descubrir y medir la distribución de las moléculas — muchas de ellas, esenciales para la vida — que se forman en el espacio que hay entre las estrellas.

El conjunto de antenas de ALMA, cincuenta y cuatro de 12 metros y doce más pequeñas de 7 metros, trabaja como un único telescopio. Cada antena recoge la radiación proveniente del espacio y la enfoca a un receptor. Las señales de las antenas se juntan y se procesan en un supercomputador especializado: el correlador de ALMA, que transforma la serie de antenas en un telescopio gigante.

Tiene más de 134 millones de procesadores y efectúa hasta 17 mil billones de operaciones por segundo, una velocidad que sólo se compara a la supercomputadora más rápida de uso general en funcionamiento hoy en día.

El correlador de ALMA.
Las 66 antenas de ALMA pueden situarse en diferentes configuraciones, en las que la distancia máxima entre las antenas puede variar de 150 metros a 16 kilómetros.
Su capacidad de captar luz, cuando trabajan todas sus antenas juntas, es equivalente a un telescopio unico de 90 metros de diametro….