El Sistema Solar tiene cola como los cometas

Por Martin Arin

Las partículas lentas y veloces provenientes del Sol viajan por años hasta los confines de nuestro sistema planetario para desviarse en una sola dirección.

Otras estrellas muestran colas detras de ellas: LL Orionis, BZ Cam y Mira. Imagen NASA

Al igual que un cometa, los astrónomos sostienen que el Sistema Solar tiene una cola. Está compuesta por las partículas de la heliósfera, que nunca antes fueron observadas.

Como un meteorito viajando por la atmósfera, el Sistema Solar lleva una corriente de partículas detrás de él, informó ayer la NASA.

La Misión IBEX de la NASA (Interstellar Boundary Explorer) trazó los límites de la heliósfera y dio con las partículas que la forman.

Combinando las observaciones de 3 años de investigación, los astrónomos encontraron que la cola está compuesta por dos tipos de partículas diferentes, unas rápidas y otras lentas.

Las partículas más lentas están a los lados y las más veloces por arriba y abajo.

El amarillo y rojo representan areas de particulas en movimiento lento, y las azules en movimiento rapido.

“Muchos modelos sugirieron que la heliocola podría ser de una u otra manera, pero no teníamos ninguna observación. Siempre hicimos dibujos en que esta cola de la heliosfera va desapareciendo fuera de la página, ya que ni siquiera podíamos especular sobre que forma tenía”, señaló David McComas, autor principal del estudio e investigador principal del equipo de IBEX, que forma parte del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio, Texas, en Estados Unidos.

“El IBEX escanea todo el cielo, por lo que nos dio nuestros primeros datos acerca de cual es el aspecto de la cola de la heliosfera, una parte importante de la comprensión de nuestro entorno y su movimiento a través de la galaxia”, dijo Eric Christian, científico de la misión IBEX en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt.

Concepcion artistica de la Sonda IBEX explorando los confines del Sistema Solar.

Christian explica que hasta que átomos neutros del Sol viajan por años antes de que toquen los instrumentos de IBEX, y forman una corriente que se desplaza en todas las direcciones. “Se mueven mucho más allá de los planetas más lejanos, finalmente frenan y doblan de nuevo a lo largo de la cola, en respuesta a la presión de la materia interestelar entrante”, describen los astrónomos.

Estas partículas llegan hasta una delgada capa conocida como la heliopausa, que corresponde al límite de nuestro Sistema Solar. (al menos el limite de energía del viento solar).

“Mientras esto sucede, hay otro flujo constante de átomos lentos y neutros procedentes de la galaxia, que viajan penetran a través del Sistema Solar”, agrega la NASA.

Estas partículas lentas pueden chocar con las otras que son mas veloces, lo que hace que el átomo se desligue y viaje en cualquier dirección.

“Cuando uno de estos átomos neutros choca con una de las partículas cargadas más rápido, pueden intercambiar un electrón”, destaca la NASA.

“La cola es nuestra huella en la galaxia, y es emocionante que estamos empezando a entender la estructura de la misma”, dijo Christian. El astrónomo señaló además que, con estos datos, se espera comenzar comprender realmente nuestra helióesfera. Es imposible precisar la longitud de la cola, pero algunos modelos sugieren que podría alcanzar los 150 mil millones de km. (unas 1.000 Unidades Astronómicas, o 30 veces la distancia del planeta mas lejano).

La estructura de la cola del Sistema Solar es invisible a simple vista, pero ya está revelando algunos de sus misterios.

El siguiente video resume, artísticamente, el trabajo de los 3 años de investigación. (en ingles).