Falla definitiva del telescopio espacial Kepler

Por Martin Arin

La Nasa afirmó que detiene definitivamente los intentos por solucionar las fallas en el telescopio Kepler, y que por tanto es imposible que continúe su misión de búsqueda de pruebas de la existencia de planetas similares a la Tierra.

El Telescopio Kepler.

“Después de meses de análisis y pruebas, el equipo del telescopio espacial Kepler pone fin a sus intentos de restaurar el pleno funcionamiento del artefacto, y ahora se encuentra considerando qué posibles investigaciones puede llevar a cabo en su condición actual”, informó la agencia espacial.

En mayo pasado, la NASA informó de la detección de un “fallo” en el sistema de dirección del aparato, por el que habían perdido el control de dos de sus cuatro rotores, utilizados para estabilizar el telescopio y ajustar la dirección de sus lentes.

Los esfuerzos de los técnicos “no han tenido éxito”, agregó la agencia espacial, que recordó que necesitan tres rotores para poder llevar a cabo las labores de investigación de “exoplanetas” (planetas de fuera del Sistema Solar).

“Kepler ha realizado descubrimientos extraordinarios al encontrar exoplanetas, incluidos varias super-Tierras en zona habitable. Tras saber que el Kepler ha recogido exitosamente información de su misión primordial, estoy confiado en que más descubrimientos fascinantes están en el horizonte”, aseguró la NASA en una nota de prensa.

El pasado 8 de agosto, los ingenieros volvieron a probar el funcionamiento del telescopio y determinaron que el rotor está estropeado por lo que es imposible “apuntar con la exactitud suficiente para lograr la fotometría de alta precisión”.

Así se ve uno de los rotores que han fallado en el Kepler.

Por ello, lo devolvieron al Modo de Seguridad de Propulsión Controlado, en el que se encuentra “seguro” pero ya no pueden manejarse sus lentes desde el centro de operaciones.

El rotor de reacción numero 4 se mantuvo en pleno torque pero la velocidad de giro se redujo a cero. Esta es una clara indicación de que ha habido un fallo interno dentro del rotor, probablemente un fallo estructural del cojinete de rueda.


El Kepler, que vigila más de 150.000 estrellas en busca de planetas o candidatos a planetas y ha sido una las misiones recientes más exitosas de la NASA, se encuentra orbitando el sol a 64.000 millones de kilómetros de la Tierra.

Lanzado en 2009 en busca de pruebas de la existencia de planetas similares a la Tierra o en los que se den las condiciones de temperatura medias donde pueda existir agua líquida, durante sus primeros años de misión ha detectado 132 planetas más allá de nuestro sistema solar.

Descripción detallada del Kepler. Abajo a la izquierda, en azul, los rotores con problemas. (Reaction Wheels).

Se esta evaluando la posibilidad de usarlo de una manera híbrida, con los rotores que funcionan y los motores de impulsión.

Con un presupuesto de 600 millones de dólares y cuya misión estaba previsto que concluyera a finales de 2012, ésta fue prolongada hace dos años hasta el 30 de septiembre de 2016.