Algunos de los inventos de la NASA que nos ayudan a vivir mejor

Por Martin Arin

La NASA no sólo ha creado objetos para los astronautas, sino que muchos de sus productos son ahora de uso cotidiano. Veamos algo de eso.

Edificio VAB de la NASA

Algunos de estos dispositivos incluso, fueron hechos con una finalidad diferente a lo que conocemos ahora, pero resultaron todo un éxito, que ahora se comercializa por todo el mundo.

1. Anteojos

Los lentes que utilizamos para protegernos de los rayos de sol fueron, en un principio, creados para proteger la vista de los operadores que trabajan en la construcción de las naves espaciales. Además, son cada vez más resistentes a los arañazos (10 veces más), pues utilizan el mismo material que los visores de los cascos de astronautas. Gracias a la NASA, los anteojos de sol pueden bloquear perfectamente los rayos UV.

Visores mas seguros

2. Televisión por satélite.

Se inició como una tecnología para arreglar los errores en las señales de comunicación con las naves espaciales, y hoy se utiliza para reducir la interferencia en las imágenes y el sonido de la televisión por cable.

3. Filtros de agua.

Las versiones que tenemos en casa fueron creadas con base en una técnica de la NASA, que mataba las bacterias del agua en los tanques que los astronautas usaban para beber.

En el 2008 se estrenó un nuevo dispositivo que permite absorber los líquidos residuales de la respiración, el sudor y la orina para transformarlos en agua pura.

Moderno purificador

4. Politetrafluoretileno.

Mejor conocido como teflón, que utilizamos comúnmente en los sartenes para cocinar. Fue descubierto por Roy J. Plunkett en 1941, pero era usado en la capa externa de los trajes de los astronautas, por la poca adherencia que tiene.

5. Detectores de humo.

Fue la NASA la que creó el primero de tipo ajustable, con diferentes niveles de intensidad para evitar falsas alarmas.

6. Microondas.

Fue Percy Le Baron Spencer, quien en 1945 patentó un aparato que se convertiría en el horno de microondas que hoy conocemos; pero no fue sino hasta 1967 que se empezaron a fabricar los primeros hornos para uso doméstico, luego de que se usaran en las naves espaciales para calentar sin usar fuego.

7. Lapiceras espaciales.

Estas plumas no dependen de la gravedad para que fluya la tinta a la punta de la bola; el cartucho contiene gas presurizado que impulsa la tinta hacia su objetivo, con lo que podrás incluso estar acostado y la pluma cumplirá su función, además de que funciona en ambientes muy fríos o muy calientes.

8. Celestial Black Diamond Night Cream.

Los científicos de la NASA crearon esta crema con la que se busca atacar los problemas derivados del envejecimiento, pues ésta trabaja en las tres capas de la piel, para reponerla y reconstruir la matriz de las células.

9. Controladores de joysticks.

Los usamos para manejar los videojuegos y hasta los vehículos de personas discapacitadas, e iniciaron como parte de una investigación hecha para desarrollar un controlador para el Vehículo todoterreno Lunar de la nave Apollo.

10. Herramientas eléctricas portátiles.

Originalmente fueron hechas para ayudar a los astronautas de Apollo para perforar en busca de muestras en la Luna. Hoy utilizamos esta tecnología en aparatos como las aspiradoras o los taladros.

11.Trajes antiflama.

La NASA ha trabajado en materiales que retardan la propagación del fuego. Los bomberos de todo el mundo utilizan máscaras especiales que impiden la inhalación de gases dañinos producidos por el fuego, además de trajes que ayudan a disminuir los efectos del fuego en la piel.

12. Auriculares inalámbricos.

Desarrollados en conjunto con empresas privadas, en el año 2005 presentaron un modelo sin cables y que puede funcionar a 45 metros de la base y con una batería recargable de 8 horas de duración.

13. Espuma para almohadas.

Con el objetivo de mejorar la comodidad de los asientos de los aviones, la NASA trabajó en una espuma acolchada. El producto se masificó rápidamente y posee múltiples aplicaciones hoy en día.

14. Casco para deportes.

Para absorber los cambio de energía y prevenir los efectos negativos de la fuerza G en los astronautas, la NASA desarrolló un material que permitió realizar cascos más livianos y frescos. En 1985 la Federación de Ciclismo de USA fue la primera en adoptarlos.

15. Leche enriquecida para bebes.

Expertos de la NASA, para facilitar los viajes espaciales de larga duración, crearon un aceite vegetal que contiene ácidos grasos que se encuentran en la leche humana. Esta nueva fórmula, que se comercializa en algunos países europeos, ayuda a desarrollar de mejor manera la vista y la mente de los bebes.

Cuando te pregunten “para que gastan millones en ir al espacio, si no solucionan los problemas aquí abajo”, ya sabes la respuesta…..