¿Como saber si una roca es un meteorito?

Por David Allepuz i Sunye – España 
Ampliaciones de Infobservador

Más de una vez encuentras una piedra y te preguntas si será o no un meteorito.

Meteorito metálico “La Perdida”, expuesto en el planetario de Buenos Aires “Galileo Galilei” 

Aquí veras algunas claves para tratar de detectarlo, pero recuerda que para una confirmación definitiva debes ver a un especialista.


Primero lo primero:


Clasificación de meteoritos:

Clasiicación general de los meteoritos. imagen Wikipedia.

1 – Meteoritos Indiferenciados o CONDRITAS

Son con diferencia los más abundantes, los más fáciles de encontrar y los que más información nos proporcionan.

Los hay de varios tipos:

Condritas carbonaceas:
tienen un gran contenido en carbono orgánico y carbono amorfo, así como agua. Aprox. el 5% de las condritas reconocidas son de este tipo.

Condrita carbonacea

Condritas R
También llamadas rumurutiitas. Son anhidras y muy raras.

Condritas ordinarias
Hay tres tipos, H, L y LL. Son las más frecuentes (ordinarias). El 80% de los meteoritos reconocidos son condritas ordinarias y el propio planeta Tierra se formo por acreción de material condritico.

Condrita ordinaria

Condritas enstatitas o tipos EH y EL.
Aproximadamente el 2% de las condritas reconocidas son de este tipo. Contiene minerales raros que se encuentran en la Tierra con mucha dificultad, así como sulfuros de hierro y níquel.

Condrita Enstatitas – Meteorito de Saint Sauveur.

¿Cómo distinguir una condrita?


En su interior contienen unas formaciones esferoidales de composición diversa llamadas CONDRULOS, fácilmente distinguibles si se parte un fragmento de la roca sospechosa (a ver si pongo una foto). Con observación al binocular se pueden reconocer diversos tipos de condrulos: unos rellenos de piroxenos o de olivino cristalizado, otros rellenos con otros minerales, incluso arcillas. También suele contener pequeñas partículas metálicas de ferroníquel o de metales raros, como iridio.

Su aspecto exterior depende de cómo sea la COSTRA DE FUSION. Suele tener el aspecto de una roca con color que varía desde el pardo hasta el negro (Dependiendo del grado de meteorización o de la costra de fusión), y compacta. Al partir un fragmento se aprecia la costra de fusión y los condrulos.
En total se han reconocido más de 15000 condritas en todo el mundo, algunas muy famosas, como el meteorito de Allende o el meteorito de Murchinson.

2 – ACONDRITAS

Mucho menos frecuentes, se han reconocido más de 600 meteoritos de este tipo. La mayoría de las acondritas proceden de 3 sitios: la Luna, Marte y el asteroide Vesta. ¿Cómo es esto posible?: por impactos. Por ejemplo, hace más o menos 1000 millones de años, Vesta perdió una parte de su masa por un violento impacto con otro asteroide. Muchos de los fragmentos desprendidos vinieron a parar a la Tierra.

Acondrita. foto NASA

¿Cómo distinguir una acondrita?


Es francamente difícil, pues tiene el aspecto de basalto, aunque en su interior a veces hay evidencias de alteraciones por fusión. En cualquier caso, a no ser que tengan una costra de fusión que las haga llamar la atención, son muy difíciles de reconocer.

3 – SIDERITOS o METEORITOS DE HIERRO

Si la memoria no me falla, hasta el año 2000 se habían reconocido más de 850 meteoritos de este tipo. Están formados por una aleación de HIERRO y NIQUEL, en ocasiones tal cual o en otras ocasiones con un aspecto brechoide, cementando el metal a fragmentos de un material basáltico. Hay tres tipos según el contenido en níquel:

octaedritas (las más comunes)
hexaedritas (muy poco níquel)
ataxitas (mucho níquel)

Clasificación de rocas

¿Cómo reconocer un meteorito de hierro?

Sin duda son los mas fáciles de distinguir, razón por la cual hasta fechas recientes prácticamente todos os meteoritos conocidos eran de este tipo. Su aspecto externo depende de la costra de fusión: tiene el aspecto de una roca oscura muy compacta que se distingue perfectamente bien de su entorno, sea cual sea este. Si es W0 o W1 (ver más abajo que significa esto), la costra de fusión es muy característica, brillante y marrón muy oscuro o negro.

Meteorito metálico

Al golpearla o fragmentarla se reconoce rápidamente que está formado por METAL SIN OXIDAR, macizo y en perfectas condiciones, solo o cementando con fragmentos de roca basáltica. Si un fragmento se pule o se ataca con acido (Nitol, mezcla de acido nitrico y alcohol… peligroso de usar si no sabes como), se pueden apreciar las figuras de Widmanstatten, formadas por cristales de ferroníquel. Estos cristales son de dos minerales: la KAMACITA con 5-10% de níquel, brillante y de color gris. Y la TAENITA, de color blanco, formada por ferroníquel con hasta el 30-50% de níquel.

La distribución de estos dos minerales es responsable de los tipos de figuras de Widmanstätten que se pueden observar y, en el caso de las hexaedritas, las líneas de Neumann. En los meteoritos ataxitas, la taenita es el constituyente principal.

Meteorito de Toluca. Pulido y atacado con acido, muestra las caracteristicas figuras de Widmanstätten
Líneas de Neumann. Son lineas muy finas paralelas.

Oxidación y Meteorización

Bien puede ocurrir que un meteorito haya sufrido meteorización, con reemplazo del metal por oxido y de los silicatos por arcillas. A veces también se pueden encontrar con costras de oxido.

El grado de meteorización se define con una W seguida de una cifra de 0 a 6. Un meteorito W0 está en perfecta conservación y un meteorito W6 prácticamente se ha destruido. Estas alteraciones se dan, pero aun con un grado alto de oxidación, sigue siendo distinguible.

También es posible que algunos meteoritos, debido a la oxidación y procesos “post-caída” tengan un aspecto confuso, ya que su costra de fusión se ha alterado o ha desaparecido. En estos casos distinguir un meteorito de visu es prácticamente imposible.

Si todo fuera “blanco o negro” no se darían confusiones, con lo cual las indicaciones en esta guía son aplicables a la generalidad de los casos, pero puede haber muchos casos razonablemente dudosos.

4 – SIDEROLITOS o METEORITOS DE HIERRO PETREO

Son muy raros y hasta ahora se han identificado unos 150 meteoritos de este tipo. Hay de dos tipos:

1) PALASITOS: formadas por cristales de olivino cementados por metal

Meteorito palasito

2) MESOSIDERITOS, de una estructura brechoide muy irregular, formados por una mezcla a partes más o menos iguales de ferroníquel con una mezcla de olivino, piroxeno y feldespatos (con bastante labradorita). Se piensa que estos meteoritos proceden de la zona de contacto del núcleo y el manto de grandes asteroides. los Palasitos son con diferencia, los más bellos de los meteoritos y son muy apreciados por los coleccionistas.

¿como distinguir los siderolitos?

Como los sideritos, son muy fáciles de reconocer. En los meteoritos de hierro el reconocimiento es más sencillo, pues la costra de fusión presenta unas formas muy particulares, semejantes a las que se quedan al pasar los dedos apretando por un bloque de plastilina. Estas formas llamativas, que confieren a los meteoritos un aspecto de bloque de plastilina manoseado, también se dan en condritas, aunque en los meteoritos de hierro son muy evidentes. Estas formas se llaman REGMAGLIPTOS.

Los regmagliptos

COMO DESCARTAR QUE LA ROCA “SOSPECHOSA” QUE TENEMOS ANTE NOSOTROS ES UN METEORITO

Es muy tentador asignar origen meteorítico a cualquier cosa “rara” que observamos en el campo, pero las probabilidades de que HAYAMOS ENCONTRADO UN METEORITO son ESCASISIMAS y en caso de encontrarlo hay un 90% de probabilidades de que se trate de una condrita.

Una regla de oro: si CREES que tienes delante un meteorito, lo más seguro es que NO lo sea.

Los meteoritos más comunes son las condritas, y si han sufrido algo de meteorización y su costra de fusión se ha alterado o desaparecido, tienen el aspecto de rocas muy normales.

Debemos DESCARTAR determinada piedra como meteorito si:

Tiene estructura escoriacea. 

Los meteoritos PRACTICAMENTE NUNCA asemejan escorias de fundición, ni siquiera su costra de fusión externa. Digo prácticamente, porque en ocasiones sí que ha habido confusiones razonables entre escorias de metalurgia y meteoritos, aunque una simple observación con microscopio de un fragmento cortado y pulido es usualmente suficiente para el diagnostico. Ha habido casos históricos, los llamados PSEUDOMETEORITOS de confusión muy razonable, pero son anecdóticos. La causa de confusión mas habitual es debida al punto siguiente: el oxido.

Esta formado por OXIDO DE HIERRO

O tiene estructura botroidal semejante a la goethita, o tiene costras de oxido que se desprenden.

goethita

Ha habido confusiones de trozos de ARADOS o de otras herramientas de campo con meteoritos. También los NODULOS de pirita limonitizada o de goethita son confundidos frecuentemente con meteoritos. Si al partirlo tiene pirita en su interior o desprende olor a azufre, debemos descartarlo como meteorito.

CUIDADO: a no ser que sean de una caída reciente, la mayoría de los meteoritos que han sufrido meteorización están recubiertos de una capa parda de oxido. Cuando están meteorizados son muy difíciles de distinguir.

Si la costra externa NO TIENE regmagliptos. 

Estas formas se pueden apreciar incluso en los meteoritos que han sufrido meteorización, a no ser que esta sea muy avanzada…

Si es esferico. 

NO hay meteoritos esféricos u ovalados.

Si se asemeja a un canto rodado de río.

Los meteoritos NUNCA parecen rodados.

Si presenta BURBUJAS

Estas son pequeños huecos esféricos o semiesféricos o formas externas evidentes de FUSIÓN, como aspecto de COLADA, GOTAS o formas arborescentes, capas formadas por fundido fluido o su aspecto exterior parece POROSO o ESPONJOSO.

Si presenta HUECOS

O geodillas o cristales de algún tipo.

Si tiene CUARZO.

Los meteoritos NUNCA tienen este mineral.

Si tiene PIRITA. 

los meteoritos NUNCA tienen este mineral. Algunos tipos contienen el sulfuro de hierro TROILITA, en forma de pequeños nódulos esféricos o bien lamelar.

Si al cortar o partir un fragmento 

NO queda evidenciado el contacto entre la costra de fusión, NO se aprecian condrulos o NO se observa que está formado por metal.

Hay ESFERULAS metálicas y/o metales como plomo o cobre.

NO tiene estructura brechoide, sino que es uniforme y compacta.

Tiene aspecto de VIDRIO o recuerda a la OBSIDIANA.

Punta de flecha tallada en obsidiana

Si percibimos que “pesa” como una piedra normal. 

Un meteorito es inusualmente LIGERO o bien es MUY DENSO respecto a la sensación que nos produciría una piedra “habitual”. La densidad de los meteoritos se ubica en el rango 4-8 gr/cm3, aunque algunos tipos de meteoritos pueden tener densidades inferiores a 2.

Si se asemeja a la LAVA volcánica.

¿QUE HAGO SI MI SOSPECHOSO HA SUPERADO LAS REGLAS ANTERIORES?

Debes ver el siguiente enlace que al final contiene un análisis personalizado on-line.

A LA HORA DE ADQUIRIR UN METEORITO EN FERIAS DE MINERALES

Todos los meteoritos RECONOCIDOS están analizados, por lo que en la etiqueta del fragmento que está a la venta debe figurar el TIPO (por ejemplo “condrita tipo H” u “octaedrita”), el meteorito y la localidad de donde procede. Todos los meteoritos están clasificados y hay catálogos completos. Es muy conveniente asegurarse.

El fragmento a la venta, como tal, debe estar CORTADO, poniéndose a la vista sus características distintivas (si es metálico, el aspecto de metal macizo con las figuras de Widmanstatten, si es condrita, se deben ver los condrulos…el contacto de la costra de fusión con el interior etc.) y/o debería estar avalado con alguna referencia.

Si un señor nos vende un “meteorito” con el aspecto de una roca oscura ENTERA (no un fragmento) debemos sospechar, pues casi seguro que es una estafa. Últimamente han llegado al mercado meteoritos procedentes de China, legítimos, y se venden tal cual, enteros y sin cortar. No obstante, se distinguen bien.
Estos meteoritos proceden del impacto de NANTAN y son octaedritas, con lo cual no se pueden confundir.

También se venden fragmentos enteros de algunos meteoritos conocidos. En cualquier caso, aparte de esta salvedad, siempre SOSPECHAR.

Llevar un imán. El 90% de los meteoritos atraen el imán.

Un fragmento macizo de HIERRO o de FERRONIQUEL no tiene por qué ser meteorítico. Si es meteorítico, la kamacita y la taenita deben ser distinguibles. En ocasiones se han visto a la venta fragmentos de herramientas, puntas de arado y cosas así.

VIDRIOS DE IMPACTO: TECTITAS e IMPACTITAS

En muchas ocasiones, hay gente que vende y compra estos materiales como si de meteoritos se tratara. Pero hay que tener muy claro que NO son meteoritos, aunque son muy interesantes desde un punto de vista científico.

Estos materiales son fácilmente distinguibles: tienen forma AERODINAMICA (como gotas o con forma ovalada) y en su superficie tienen unas formas vermiformes características. Son negras o de color verde oliva (las moldavitas). las tectitas son inconfundibles, así que ni se pueden hacer pasar por otra cosa ni otras cosas pueden ser tomadas por ellas.

Se formaron como consecuencia de impactos de meteoritos en la superficie terrestre. La energía del impacto fragmento y fundió el material del suelo, que al salir volando adquiere su forma característica y caen en lo que se llaman “campos de impacto”, “campos de dispersión” o “campos de tectitas”.

Tectitas

Estos campos tienen forma circular, alrededor del punto de impacto meteorítico. Una vez localizado, estudiando la distribución de tectitas se puede estimar tanto el punto de impacto (en caso de no ser evidente, como el de Australia) como su fuerza.

De los campos de tectitas se han recogido miles, por lo que son comunes y muy BARATAS. en ocasiones he visto intentos de estafa al intentar hacerlos pasar por meteoritos, así que cuidado.

Los principales campos de impacto reconocidos son:

el de Australasia, de donde proceden la mayoría de las tectitas a la venta. Sus procedencias en la etiqueta deben ser Australia, China o países del sudeste asiático, pero sobre todo Australia, de donde se han recogido prácticamente todas.

Principales campos de tectitas

El de Norteamérica, asociado al cráter de Chesapeake, sus procedencias deben ser Texas o Georgia

El de Europa, asociado al cráter de Nordlinger, en Alemania. DE este proceden las famosas moldavitas, de color verde oliva.

El de Ghana, asociado al cráter de Bosumtwi.

El de Aouelloul, en Mauritania. Hace poco hemos recibido muestras de allí y hay un trabajo en curso. No he visto tectitas, pero si impactitas, que tienen más o menos el aspecto de un chicle que se deja pegado en una acera (pero solido, claro)

Hay mas procedencias, pero no sé si los vidrios de impacto han llegado a circular comercialmente.

Por ello, cualquier otra procedencia no citada aquí es sospechosa y debe ser comprobada en la bibliografía ANTES de comprar. De Australia proceden algunas tectitas muy curiosas, con aspecto de cuenco. Si encontráis alguna de esas a la venta, estaría bien.

Nota: en todo momento se habla de meteoritos y puede pensarse en que son “únicos”. Hay que tener en cuenta que en un cráter de impacto pueden encontrarse MUCHOS fragmentos de UN meteorito, fragmentado por el impacto o por procesos posteriores.