Los norteamericanos son así… la Space Pen

Cuando la NASA comenzó a enviar a astronautas al espacio, pronto descubrió que los bolígrafos no funcionaban en gravedad cero.

¿Has oído la historia siguiente, (que se llamó “los norteamericanos son así…”)?

“Para combatir este problema, los científicos de la NASA pasaron una década e invirtieron 12 mil millones de dólares para el desarrollo de un bolígrafo que escribiera en condiciones del espacio, al revés, bajo el agua, en casi cualquier superficie incluyendo cristal y en temperaturas que van desde bajo cero hasta más de 300 ° C.

Los rusos en cambio utilizaron un lápiz”.


¿Todo esto es verdad?

¿Es posible que en medio de la carrera espacial, la NASA haya gastado millones de dólares en el desarrollo de una “Space Pen”, para que puedan tener una manera de escribir en las condiciones espaciales?

Y para colmo los rusos lo resolvieron por unos centavos con un lápiz?

Diagrama interno de la verdadera Space Pen.

Vamos por partes:

En primer lugar, no existe la gravedad cero en el espacio. Por ello las actividades en el espacio de denomina en “microgravedad”.  Además, 12 mil millones es una locura…… En algunos lugares dice unos 6 millones.

Lo que si es cierto es que un empresario estadounidense, Paul Fisher, inventó de forma independiente y patentó su ahora famosa, Space Pen.

Al contrario de lo que dice la leyenda urbana, la NASA compró estas plumas en 1967 por $ 2,39 cada una. Casi inmediatamente después, en 1969, la Unión Soviética ordenó 100 de estos bolígrafos y 1.000 cartuchos de tinta de repuesto, y es lo que los astronautas y cosmonautas han estado utilizando desde entonces.

¿Porque no usar un lápiz?

Sencillamente porque hay problemas con los lápices!

Las minas de grafito suelen romperse, y no es buena idea tenerlas flotando en la nave. Ademas los lapices son combustibles, una mala combinación para el espacio.

La Space Pen rusa….. un lápiz!

En la actualidad las agencias espaciales utilizan las lapiceras Fisher, y antes de su invención, usaban marcadores y pizarras de plástico.

No hay que creer todo lo que se lee!!!