Los fallos de la divulgación y el ISON

Por Claudio Martinez

El cometa ISON ha tenido prensa propia, al igual que el Halley, para poner otro ejemplo de un astro famoso.

Igual todos los divulgadores hemos tenido mucho trabajo, tratando de tener informados a nuestros lectores sobre la evolución del ahora fallecido ISON.

Sin embargo, todo el evento ha dejado a la vista muchas falencias.

Era el día a día, luego, mas cerca del perihelio, el hora a hora. Todos estuvimos con la presión de dar noticias y claro, el que la daba antes, mejor.

Es como cuando fallece alguien famoso: todos quieren ser los primeros en informarlo…. el problema está cuando por esta presión, se informa sin chequear los datos.

A diferencia de una persona, de la que puede ocultarse información, el ISON estaba permanentemente visible por las cámaras de las naves espaciales. La información podías obtenerla al instante.

Muchos divulgadores, en vez de esperar a ver que pasaba, o al menos dar opciones de lo que podría pasar, directamente se embarcaron en comentarios tales como ” se desintegro”, “se murió”, o “revivió”….. sin signos de pregunta. Afirmaciones puras.

Y el cometa hizo lo que le vino en ganas, y estas afirmaciones absolutas quedaron vacías, sin vida.

Todo esto nos debe dejar una lección:

Por tener una primicia, no se puede afirmar absolutamente cualquier cosa, sin chequear datos.

Aun si la NASA publica algo (y de hecho lo hicieron!), los datos estaban disponibles, y era necesario corroborarlos antes de publicarlos.

Y si no sabes como hacerlo, tal vez sea el momento de formarte en ese sentido.

Sino: ¿Que puedes criticar a los astrólogos, ovnilogos o personas que afirman cosas sin pruebas?

Repito: creo que este cometa nos ha dado la oportunidad de ver las fallas en la divulgación astronómica, y es importante que tratemos de perfeccionarnos para que no vuelva a pasar toda esta sarta de afirmaciones absolutas sin sentido.

Es sin duda mi opinión personal.