El buscador – tipos y uso

Una de las partes mas importantes para encontrar cosas en el cielo con un telescopio, es el uso del buscador.

Pero aclaremos algunas dudas….¿para que necesito un buscador para hallar algo? ¿No se supone que el telescopio es para eso?
El tema es que el telescopio es muy potente. Aun con mínimo aumento, apenas muestra el doble del diámetro de la Luna….. ¿que tan fácil sera encontrar algo con tan poco campo de visión?
Te aseguro que es difícil…. por eso existe el buscador. Es un pequeño telescopio que muestra mucho mas cielo, y en general, tienen una cruz de hilos (el retículo), que permite hallar las cosas mas fácilmente. Aun un buscador potente puede mostrar tranquilamente 10 diámetros lunares, haciendo mucho mas fácil encontrar los astros. Claro que ambos -telescopio y buscador- deben apuntar al mismo lugar, y eso debes lograrlo tu.

Todos los buscadores tienen tornillos que permiten moverlos suavemente, para lograr alinearlo con el telescopio, o sea, que miren al mismo punto del cielo.

Igual cada buscador tiene diferencias, así que los veremos uno por uno, y sus partes. 

¿Que es el retículo?
Se denomina retículo a los hilos que se ven a través del buscador, al estilo de una mira telescópica de un arma. Los hay de un solo hilo y de dos, paralelos.
Un retículo de hilo simple.
¿Como mover el buscador suavemente?

El buscador tiene siempre un sistema de tornillos que le permiten moverse suavemente hacia un lado o el otro. En el caso de los buscadores pequeños, como el 5×24, son tres tornillos a 120 grados cada uno. Debes aflojar uno y ajustar lentamente los otros dos. Así podrás moverlo.

Una enorme ventaja de los buscadores mas grandes, es que reemplazan uno de los tres tornillos por un resorte, que acompaña el movimiento del los otros dos, facilitando muchisimo el movimiento fino del buscador. El buscador de punto rojo tiene dos tornillos que lo mueven horizontal y verticalmente.

Sistema de sujeción con dos anillos. Son seis tornillos en total. En este caso, se ajustan los tres de adelante y se trata de centrar con los tres de atrás. Este tipo normalmente se usa cuando el buscador es grande o pesado.

En general el sistema de sostén del buscador no tiene dos anillos como el de la foto de arriba, sino que es uno solo ancho, que en un lado tiene una goma (llamada “O ring”), que evita el uso de los tres tornillos de adelante.

Esto sucede en los modelos mas grandes (algunos 6×30 y todos los 9×50) traen el “O Ring” o anillo de goma. Se coloca en una pequeña ranura en el tubo del buscador. Se usa para sostener un poco mas firmemente el tubo con el anillo de sostén.

En la ranura debes colocar el “O Ring”. Si te fijas mas atrás, hacia el ocular, hay otra ranura mas ancha. Allí deben ir los tornillos del anillo sostén. 




Buscador de 5×24

Te recuerdo que 5×24 significa que tiene 5 aumentos y una lente de 24 mm de diámetro. Son los mas básicos, generalmente construidos totalmente de plástico. Si tienes oportunidad de cambiarlo por uno mas grande (ya 6×30 es un cambio enorme), hazlo. Lo agradecerás toda la vida. Pero en general los telescopio pequeños no dan opción para el cambio.

No llevan “O ring” y llevan tres tornillos de orientación.

Buscador 5×24. Aunque funciona igual, en esta imagen esta puesto al revés en el sistema de sujeción.
El foco es tradicional (girando el ocular se logra ver nítido). Tienen mucha aberración cromática (se ve de colores en los bordes de las imagenes). Su óptica suele ser mala, y tienen un diafragma para limitar el diámetro, para usar solo la parte interna de la lente, haciendo que en realidad sea equivalente a un buscador de menos de 15 mm. de diámetro.
Buscador de 6×30 y 9×50
Estos buscadores son parecidos. El de 9×50 (9 aumentos y 50 mm de diámetro) es uno de los mejores que he usado.

El enfoque es diferente. No tiene un foco en el ocular, sino que existe una “tuerca” cerca de la lente principal. O sea: para enfocarlo, debes mover la lente principal, no el ocular. Una vez logrado el foco, se ajusta esta tuerca, y queda bien firme. Raramente hay que volver a enfocarlo.

Hay también algunos buscadores “acodados” que son bastante mas caros. Tienen un espejo o prisma que saca la luz de costado, siendo mucho mas cómodos para usar (al menos para evitar el dolor de cuello!).
Buscador Orion de 9×50 acodado. En este caso el sistema de la base para unirse al telescopio es la denominada “cola de milano”.
Algunos tips de uso

La orientación del buscador siempre se hace de día, con algún objetos lejano (mas de 200 metros). Si tratas de hacerlo con la Luna o una estrella de noche, en el proceso de centrado se irá moviendo la estrella (por la rotación de la Tierra) y nunca lograras centrarlo.
Debes usar el mínimo aumento del telescopio posible, para lograr ver el mayor campo visual posible.

 Ten cuidado de no hacer mucha fuerza con los tornillos de movimiento del buscador, para no mover el telescopio.

Asegúrate de que los tornillos que lo unen al telescopio estén bien ajustados, porque sino puede moverse, y cuando lo orientes se moverá.

Buscador de 9×50 con iluminación de retículo. Puedes ver que uno de los tornillos (el que se ve para abajo, color plateado) es un resorte, que facilita el orientado-
Es útil que sean iluminados, esto hace que los hilos del retículo se vea en la oscuridad total. En la ciudad o un cielo no demasiado bueno no es necesario, porque los hilos negros se ven contra el fondo brillante del cielo, pero con un cielo muy oscuro, se hace difícil verlos.

Instalación de un buscador

Su instalación en general es con tornillos que lo ajustan al tubo del telescopio. Para esto también puede traer una cola de milano.
El Red Dot o buscador láser

Este es otro tipo de buscador (llamado red dot, buscador láser, buscador punto rojo o Star Pointer) es un elemento desarrollado no hace muchos años.

A diferencia de su nombre, no funciona con un láser, sino que es un led rojo. No hay ningún peligro en su uso. Posee un variador de brillo, ya que si el punto esta muy brillante, los objetos mas débiles no se ven.
Funciona con una pila de litio de 3 voltios de larga duración situada debajo de su parte frontal. Recuerda que al usarlo por primera vez, debes retirar la cubierta plástica protectora que cubre la pila para que no se gaste.
Te cuidado de apagarlo cada vez que no lo uses.
Buscador Red Dot. Se observa desde la izquierda hacia la derecha. Dentro del tubo visor se ve el punto rojo.
Se usa con los dos ojos abiertos. Cuando esta orientado, solo hay mover el telescopio hasta lograr poner el objeto buscado en el cielo detrás del punto rojo.  
La principal desventaja es que solo puedes ver objetos tan débiles como vean tus ojos. No tiene ninguna óptica, por lo que su aumento es cero.
Este es el frente del buscador. 
Su ventaja es que es facilisimo de usar.
Posee dos tornillos grandes que permiten moverlo para orientarlo en horizontal (acimutal) y vertical (altitud).
Como se ve el punto rojo.
El Telrad

Un poco menos común, el Telrad es similar al punto rojo, pero netamente superior, proyecta en vez de un punto varios círculos, de 4, 2 y medio grado de diámetro. Cuenta con un variador de brillo.

Tiene dos partes: el Telrad en si, y una base para adaptarlo al telescopio.

En esta imagen, las dos partes del Telrad.

Con él es fácil también encontrar cosas en el cielo, pero tiene el inconveniente que pesa 300 gramos, por lo que esta reservado para telescopios relativamente grandes. Son un amigo inseparable de un telescopio Dobson.

Telrad en pleno uso.

La base del Telrad tiene una forma que le permite adaptarse fácilmente a la forma circular del tubo del telescopio, y si es muy complicado unirlo, se puede pegar con cinta doble pegamento.

Para centrarlo, los movimientos finos del buscador están atrás (son tres), que permiten centrarlo con gran facilidad.

Movimientos finos del Telrad

El laser verde como buscador

Ya sabes los peligros de usar un laser verde y apuntar a los ojos de alguien…. puedes dejarlo ciego.

Teniendo en cuenta esto, el laser verde puede usarse como buscador.

Puede unirse al tubo de telescopio, para señalar un punto en el cielo, pero debes tener en cuenta la posibilidad de poder moverlo, con movimientos finos. De hecho puedes sacar el buscador (si es el de 5×24 o 6×30, llega), y colocar el laser. Con el de 9×50 tendrás que hacer una adaptación, porque no llegan los tornillos hasta el laser.

Adaptación del laser verde como buscador.

La otra opción es (con cuidado con los reflejos) de prenderlo a través del telescopio (en el ocular). Cuando esta perfectamente orientado con el tren óptico del telescopio, proyecta el haz laser en el cielo, y obviamente apunta exactamente donde esta mirando el telescopio.

¿Como se orientan?


Ya vimos los tipos de buscadores, las ventajas y desventajas…. pero ‘¿Como se orienta?. Hay que lograr que cuando en el telescopio haya algo centrado, este en el centro del retículo o en el punto rojo…..
¿Como lograrlo?
El proceso es simple, pero requiere practica. La primera vez que lo hagas, te tomará media hora o mas…. ten paciencia… con practica lo lograras en minutos.
El proceso

Paso 1

Esta todo descentrado. Recién comenzamos…

Paso 2

Primero debes encontrar cualquier cosa lejana, fácilmente identificable. La punta de una antena por ejemplo es muy buen “blanco”. Si ves dos antenas, ten cuidado de no equivocarte cual es, ya que el telescopio normalmente muestra la imagen al revés.

Vamos a suponer que es la punta de la antena de la Torre Eiffel.

Debes encontrarla con el telescopio como puedas. Ve acercándote, mirando desde atrás del tubo del telescopio, tratando de alinearlo con la punta de la antena. Recuerda poner mínimo aumento. Ve haciendo barridos con el telescopios de lado a lado o arriba y abajo. Una vez que te cruces con la Torre, ve subiendo lentamente hasta llegar a la antena superior.

Una vez que tengas la punta de la antena centrada en el telescopio, frenalo firmemente.

Paso 3

Ahora mira por el buscador. Casi con seguridad, estará centrado en cualquier lado menos en la punta de la antena.

Ahora sin mover el telescopio, con los tornillos de movimiento fino del buscador, debes ir moviendolo hasta lograr que quede centrado también en la punta de la antena.

Una  vez logrado, ambos estarán centrados, mirando al mismo lugar. Cuando centres algo en el medio del retículo o punto rojo, estará en el centro del campo de visión del telescopio.

Prueba por la noche centrar una estrella brillante en el buscador, y si lo hiciste bien, debe aparecer en el centro del campo de visión del telescopio.