Las auroras polares

En Alaska, Canadá, Noruega, Finlandia o el norte de Rusia, en una noche clara, un resplandor en general verdoso se ve a menudo en el cielo, conocida desde tiempos historicos como “aurora boreal”.

Durante las tormentas magnéticas del Sol, las auroras pueden moverse en sentido hacia el ecuador, y en ocasiones puede ser vistas en gran parte de los EE.UU o Australia. A menudo aparece como un resplandor en el horizonte, como el resplandor que precede la salida del Sol, y por ello se las conoce como ” aurora boreal ” (“aurora “, para abreviar), en latín significa ” amanecer del norte”. Un fenómeno similar se observa también en las regiones polares del sur. (la aurora austral).


¿Que se ve en el cielo?


Para un observador, una aurora es un espectáculo fascinante, en constante movimiento y cambio. Por lo general, se compone de muchos rayos verdosos casi verticales, formando largos arcos y cortinas, que se extienden como cintas a través del cielo, a menudo, de horizonte a horizonte.

La luz auroral se produce a una altura de unos 100 km cuando los electrones rápidos, llegando desde el espacio (cuyo origen es el Sol), golpea los átomos y moléculas de la alta atmósfera.

La pantalla de la computadora que estas usando se ilumina de una manera similar, por un haz de electrones rápidos acelerado eléctricamente hacia ella, que dirigida y modulada forma letras e imágenes.

¿Donde?

La ubicación de las auroras sobre la Tierra está fuertemente controlada por el magnetismo de la Tierra. En el siglo 19, se observó que se producen más frecuentemente en un cinturón estrecho, la “zona auroral “, que rodea el polo magnético. de forma ovalada. Sus arcos y las cintas están alineados aproximadamente con esa zona.

La conexión magnética también se demuestra por el hecho de que los rayos de la aurora van a lo largo de las líneas de campo magnético, y que el campo magnético de la Tierra observado debajo de una aurora brillante y activa tiende a ser perturbado. En el siguiente video puedes ver todo el mecanismo.

El video explica muy claramente el fenómeno de las auroras en ingles, subtitulado en castellano.

El color

La luz de la aurora tiene un color muy preciso y definido. Estos colores precisos son generalmente las firmas de los átomos que los emiten: por ejemplo, luces de la calle (dependiendo del vapor de metal que contienen) generalmente emiten ya sea la luz amarillo-naranja de sodio o la luz azulada de mercurio.

La luz verde de la aurora ha desconcertado a los científicos durante muchos años, ya que no encaja con ningún elemento conocido. Resultó ser producido por átomos de oxígeno, pero en las condiciones que sólo existen en los niveles superiores, muy enrarecidos.

Una aurora de color rojo, que de vez en cuando se ve, surge a alturas aún mayores y también es producida por electrones que golpean el oxígeno.

Observando la aurora desde el espacio

Los satélites hoy en día observan la aurora desde arriba. El  uso de cámaras más sensibles que el ojo humano, pueden registrarlas mas extensamente. Allí se nota que las auroras se producen en un anillo, alrededor del polo magnético.

Aurora desde el espacio, fotografiada por los astronautas desde el Transbordador espacial, que se ve a la izquierda.

Las auroras en otros planetas

Se han observado auroras en otros planetas, fundamentalmente después de las misiones espaciales que fueron hasta allí, como por ejemplo las de Júpiter y Saturno.

Una aurora polar en Júpiter, fotografia.da por el Telescopio Espacial Hubble.

¿Por que hay más auroras en el norte que en el sur?

No hay mas, sino que hay muchos testigos. En el norte, gran parte de las zonas donde ocurre están habitadas, en cambio en el sur, cae totalmente sobre la Antártida.

Aun cuando hay mucha actividad, es mas probable que se vea en Australia que en Tierra del Fuego.

El polo sur magnético está desplazado hacia Nueva Zelanda y más alejado de Tierra del Fuego. Para que se pueda ver una aurora austral desde Tierra del Fuego, se tendría que producir una tormenta geomagnética extraordinaria. Cuando hay máximo de actividad solar, podría producirse, así que no hay que perder las esperanzas!