¿Pueden predecirse las erupciones volcánicas?

Es posible que exista una manera de predecir las erupciones volcánicas con alguna fiabilidad después de todo: detectando si la roca fundida bajo un volcán se encuentra en estado líquido en cantidad suficiente para entrar en erupción, dicen los científicos.

El Monte Hood, USA.

“Esto podría reducir en al menos un 90 por ciento las ventanas de tiempo durante las cuales la erupción es posible”, explican.

Las imágenes sísmicas y otros métodos de imágenes remotas podrían utilizarse para comprobar el estado de la roca fundida, según Kari Cooper, una geóloga de la Universidad de California, en un trabajo publicado en febrero de 2014 en la revista Nature.

Para que se produzca la erupción, el magma o roca fundida bajo el volcán ha de ser “móvil”, al menos lo suficiente como para entrar en erupción. “La pregunta es: ¿qué porcentaje del tiempo está el magma en un estado eruptible? “, Dijo Cooper. “La gente cree que hay un gran reservorio de magma líquido bajo un volcán, pero no creo que esté así todo el tiempo.”, agregó.


La movilidad del magma depende de la cantidad de la cristalización: cuando es más de un 50 por ciento cristalina, se vuelve inmóvil. Y la cristalización depende de la temperatura de la roca.

Hasta ahora, los vulcanólogos no hemos sabido cual es la proporción del magma cristalino (sólido) vs eruptible (liquido). 
El nuevo trabajo muestra que, al menos para el Monte Hood, en Oregón, USA, el magma es móvil menos de 10 por ciento del tiempo, y tal vez tan sólo el uno por ciento.

Cooper y el geólogo Adam Kent de la Oregon State University, estudiaron rocas expulsadas por las erupciones anteriores en el Monte Hood. 

Mediante el análisis de dos isótopos radiactivos y su distribución, lograron reconstruir la historia de las rocas y de las condiciones en que se encontraban antes de la erupción.
Las rocas eyectadas desde el monte Hood muestran que el magma bajo el volcán ha estado lo suficiente líquido para entrar en erupción menos de 10 por ciento de los últimos 20.000 años. Si es cierto en todos los volcanes, podría tener implicaciones para la comprensión de cuando un volcán está más dispuesto a entrar en erupción.

Un estudio preliminar de los datos de otros volcanes similares en todo el mundo, sugiere que siguen un patrón de magma eruptible similar.

Los investigadores planean nuevos estudios en otros volcanes para tratar de generalizar las conclusiones.

En el video siguiente, el Monte Santa Helena, entra en erupción en 1980….. Son imágenes reales, no animación. (en ingles).