Planetas habitables: malas noticias para la humanidad

Adaptado para Infobservador de Phys.org

Hace unas semanas, los científicos anunciaron el descubrimiento de Kepler-186f, un planeta a 492 años luz de distancia, hacia la constelación de Cygnus.

Kepler-186f es especial, porque marca el primer planeta casi exactamente del mismo tamaño que la Tierra, orbitando en la “zona habitable” – la distancia de una estrella en la que se podría esperar tener agua líquida, y tal vez la vida.

¿Y cual es el problema para la humanidad?
Lo que sí es noticia, sin embargo, es que este descubrimiento también aumenta ligeramente la posibilidad de la extinción humana a corto plazo. Esto debido a un concepto conocido como el Gran Filtro.

¿Que es el Gran Filtro?


El Gran Filtro es un argumento que intenta resolver la paradoja de Fermi: ¿por qué no hemos encontrado extraterrestres aun, a pesar de la existencia de cientos de miles de millones de sistemas solares en nuestra vecindad galáctica, en la que la vida podría evolucionar? 
En este caso vamos a obviar los  platillos voladores, porque no hay pruebas absolutas de su existencia.

Esta aparente ausencia de civilizaciones extraterrestres prósperas sugiere que al menos uno de los pasos desde un humilde planeta habitable a una civilización interestelar es sumamente improbable. 

La ausencia puede deberse ya sea porque la vida inteligente es extremadamente rara o la vida inteligente tiene una tendencia a extinguirse. 
Este cuello de botella para el surgimiento de civilizaciones alienígenas se conoce como el Gran Filtro.

¿Estamos solos?

Que es exactamente lo que está causando este cuello de botella, ha sido objeto de debate desde hace más de 50 años. 

Hay argumentos de antes y despues. También hay explicaciones alternativas que pretenden resolver el dilema.
Los “Antes”
Las explicaciones podrían incluir una escasez de planetas similares a la Tierra o que no sea tan facil que se formen las moléculas auto-replicantes. Otras posibilidades podrían ser que el salto de las simples moleculas a la vida sea improbable, o de la vida a la vida inteligente.
Los “despues”
Tambien es posible que una vez formada una civilizacion, su misma tecnologia la destruya. Nosotros conocemos muy bien esta posibilidad, ya que tenemos en este momento mil formas de auto destruirnos.

Otra opción es que eventos astronomicos sean los culpables. En otro post, escribi acerca de las supernovas y la vida.

Estos son sólo unos pocos requisitos previos para la vida compleja. La aparición del lenguaje simbólico, las herramientas y la inteligencia podría requerir condiciones dificiles de conseguir.

Por 200 mil años la humanidad ha sobrevivido supervolcanes, impactos de asteroides, y las pandemias de origen natural. Pero nuestro historial de supervivencia se limita a unas pocas décadas, en presencia de armamento nuclear. Y no tenemos antecedentes en absoluto de sobrevivir a muchas de los radicalmente novedosas tecnologías que probablemente llegarán este siglo.

Científicos como el Astrónomo Real Martin Rees piensan en el peligro de los avances en la biotecnología. (nuevas enfermedades artificiales, por ejemplo)

Otros, como Stephen Hawking, Max Tegmark y Stuart Russell, han expresado su profunda preocupación por la posibilidad exótica pero poco estudiada de una máquina con super-inteligencia. (recuerdas “Yo Robot de Isaac Asimov”?)

La paradoja de Fermi HOY


Cuando se propuso inicialmente la Paradoja de Fermi, se pensaba que los planetas en sí eran raros. Desde entonces, sin embargo, las herramientas de la astronomía han revelado la existencia de cientos de exoplanetas. Y parece ser sólo la punta del iceberg.

Y por mas que se se hayan expresado algunas explicaciones alternativas para responder la Paradoja, si no son correctas, cada nuevo descubrimiento de un planeta similar a la Tierra en la zona habitable, como Kepler- 186f, hace menos plausible que existan planetas, aparte de la Tierra, que puedan albergar vida. 

El Gran Filtro es por lo tanto más propenso a estar al acecho en el camino entre un planeta habitable y una floreciente civilización.