¿Por que la Luna se ve roja durante un eclipse?

La característica fundamental de un eclipse total de luna, es su color rojizo. Las estrellas brillan, la Vía Láctea se puede ver perfectamente, durante este período.

Durante la totalidad, se ve rojiza…. Foto Carlos Rosatti.

Pero…. ¿por que la Luna se ve iluminada? y para colmo de color rojo…..

Un eclipse es la interposición de un astro frente a otro. En este caso, la Luna en su movimiento orbital alrededor nuestro, pasa a través de la sombra que proyecta la Tierra al espacio.

Si esto es así, la Luna debería desparecer, porque no hay luz solar que la ilumine. ¿Porque se ve, y roja?

Si nuestro planeta no tuviera atmósfera, sucedería eso justamente. La Luna desaparecería completamente de la vision.

Pero la Tierra tiene atmósfera…..

¿Como es exactamente?

Aquí es cuando la explicacion se pone un poco mas compleja, y ciertamente, de diez libros de astronomía que veas, o no lo explica en detalle, o es una explicacion parcial.

Fenómenos con la luz

La luz tiene varias características. En condiciones normales, viaja en linea recta. Se puede dispersar, si atraviesa gases (esto es lo que hace por ejemplo que el  cielo se vea azul), y puede “doblarse” (refracción) cuando pasa de un medio transparente a otro de diferente densidad.

Al viajar en linea recta, no puede “doblarse” para llegar a iluminar a la Luna.

Por el efecto de refracción, la luz “se dobla”. 

Pero como nuestro planeta tiene atmósfera, esta hace que “se doble” hacia adentro, por el efecto de la refracción.

Ademas esta la dispersión, que hace que la luz azul “se pierda” en su viaje y la luz mas rojiza no se vea afectada.

La luz blanca, arriba, no se dispersa porque viaja por el espacio. Debajo, la misma luz blanca al pasar a través de la atmósfera, dispersa la luz azul, y sigue sin afectarse la rojiza. Ilustración: Carlos Molina.

Los dos efectos juntos, son los que generan que la Luna se vea roja.

En resumen: 

1) Si la Tierra no tuviera atmósfera, la Luna no sería visible durante la totalidad.

2) Si la Tierra tuviera (tiene!!) atmósfera, y solo existiera la dispersión, el efecto no seria suficiente para lograr iluminar la Luna. Llega a la distancia de nuestro satélite solo luz rojiza, pero no se “dobla” como para lograr iluminarla. La Luna se vería negra igualmente.

3) Si al efecto 2) le agregamos la refracción, SI se desvía la luz ya rojiza del Sol, e ilumina su superficie.

La oscuridad del rojo, depende del polvillo suspendido en la atmósfera (por una erupción volcánica, por ejemplo).

Desde la Luna, nuestro planeta se ve como un anillo brillante, de color rojizo, que es la luz solar pasando a través de la atmósfera terrestre.