La subida de brillo de Eta Carinae

Eta Carinae se encuentra en su estado más brillante desde 1863, cuando bajaba de su gran erupción que la convirtió en la segunda estrella más brillante después de Sirius.

La zona azul central, es el Homunculus, emitido durante la explosión de 1844 (Observatorio Chandra).
Actualmente está subiendo de brillo algo más rápido que lo habitual en su ciclo orbital de 5,54 años – es una estrella doble, debido al acercamiento de su estrella compañera y el choque de sus vientos estelares que van “calentando el ambiente”. Se encuentra en V= 4.5.
Si sigue el comportamiento habitual, continuará la subida en el visual hasta fines de julio de 2014, cuando la formación de materia opaca oculte la emisión proveniente del choque de los vientos provocando un eclipse de unas 0.1-0.2 mag. 
La variación de brillo visual desde 1996
A fines de agosto de 2014 estará recuperándose y continuará subiendo de brillo debido al fenómeno anterior una vez que la zona opaca se retire.
Lamentablemente, justo la estrella estará muy baja en el horizonte por lo cual será difícil apreciar esas pequeñas variaciones de brillo. Pero globalmente, la estrella estará más brillante que lo que la hayamos podido ver en nuestras vidas (a menos que haya alguien con 151 años por aquí???). De hecho ya lo está.

¿Es posible que vuelva a hacer erupcion?
Hay un paper de David Frew y Nathan Smith de 2010 que es el más interesante artículo que leí sobre el tema.

David Frew ha estado trabajando muchos años compilando los datos históricos e incluso los más recientes. La curva de mi sitio es parte del resultado de intercambio de mails con él.

En este paper muestran que, en efecto, cada fecha de periastro presentó un abrillantamiento como sucede cada 5,54 años en la actualidad. Pero previo a la Gran Erupción de 1844 donde se eyectó el Homunculus, el período de estos máximos era de 1922 dias. en vez de 2022 dias. 

La misma curva pero completa, desde 1820. Imagen de Eduardo Fernández Lajús. OALP/UNLP.
Esto no sería para nada raro, ya que en la Gran Erupción Eta eyectó unas 15 masas solares, lo cual debe haber modificado el período orbital. 

Sobre la relación de la Gran Erupción con los eventos orbitales periódicos, David y Nathan postulan que no hay una influencia clara, porque esta erupción se produjo un año y medio después del periastro cuando ya la estrella compañera se había alejado. Por lo tanto esta subida diferente es la que eyectó materia y a medida que se condensó el polvo el brillo de la estrella fue cayendo.

Ahora, cuando hablamos de la Gran Erupción estamos hablando de un evento que se produjo en medio de una tendencia general de muchas décadas a subir de brillo de eta Carinae. 

Nadie sabe la órbita exacta de la estrella compañera de Eta Carinae. Es probable que traza un recorrido muy alargado casi perpendicular a nuestra línea de visión. Cada 5,54 años se acerca a menos de 2 o 3 unidades astronómicas de la estrella primaria – lo suficientemente cerca que los vientos de las estrellas chocan y generan emisiones de rayos X intensos. 
La erupción en sí sólo fue de unas décimas de magnitud. Eta ya estaba brillante de antes. Era una estrella de magnitud 3 y fue subiendo lentamente hasta llegar a 0. Las Variables Azules Luminosas (LBV) presentan subidas y bajadas de brillo de largo período, llamadas fases S Doradus, y eta Car probablemente no sea la excepción pero en ella se juegan diferentes fenómenos al mismo tiempo, lo que complican todo.
 
El abrillantamiento gradual y continuo que vemos desde hace décadas es causado por la dispersión lenta del Homunculus que cada vez permite ver más luz de la estrella. Pero si comparamos este abrillantamiento con el que se registró durante el par de siglos previos a la Gran Erupción hay cierto parecido. 
Pero no hay evidencia que esa subida haya sido causada por dispersión del polvo y gas de una erupción más vieja.
La variación de eta Car en ondas de radio, desde 1992 hasta el 2007. Arriba a la derecha la temperatura en K. Las observaciones están hechas en la frecuencia de 8858 Mh. Stephen M. White et al. 2005, ASPC, 332, 126.Los datos fueron obtenidos con el radiotelescopio “Australia Telescope Compact Array”, ubicado en Nueva Gales del Sur, Australia.

Resumiendo, la subida actual no tendría relación directa con lo que provocó la erupción de 1844, ya que es el comportamiento habitual de eta Car cuando la compañera se acerca. Hay una tendencia a la subida general supuerpuesta a las subidas causadas por el acercamiento de la compañera. Nada indica que eta Car vaya a explotar pero con el paso del tiempo se irá haciendo cada vez más brillante y volverá a ser una estrella visible fácilmente a simple vista.

Puedes ver mas información en el paper siguiente.

Y del Observatorio de La Plata (equipo de Eduardo Fernández Lajús)