NASA busca asteroides para capturar

Los astrónomos que usan el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA han medido el tamaño de los dos asterpodes “candidatos” para la misión propuesta para capturar un pequeño asteroide.

Imagen del Telescopio Spitzer tomada en febrero de 2014, en 4,5 micrones, donde se puede ver en el centro el asteroide 2011 MD

La idea es ponerlo en orbita alrededor de la luna, para poder analizarlo posteriormente.

Ambos asteroides candidatos resultaron ser “realmente extraños, no son como la roca sólida que esperábamos. Estamos rascandonos la cabeza”, dijo David Trilling de la Universidad del Norte de Arizona, que dirige el equipo de astrónomos en la Misión de redireccionamiento de un asteroide (ARM).

El problema es que, segun las mediciones, el asteroide consiste en cerca de dos tercios del espacio vacío. Tiene una densidad similar a la del agua.

El último asteroide candidato medido, llamado 2011 MD, tiene aproximadamente 6 metros de ancho. La visión infrarroja de Spitzer fue clave para dimensionar el objeto. 

“Desde su posición privilegiada en el espacio, Spitzer puede usar su visión infrarroja sensible al calor para espiar asteroides y obtener mejores estimaciones de su tamaño”, dijo Michael Mommert de la Universidad del Norte de Arizona, autor principal del nuevo estudio, que aparece 19 de junio en la revista Astrophysical Journal Letters.

Los candidatos válidos son asteroides con tamaño, peso y giro factible de capturar por una nave espacial robótica. No pueden tener más de 10 metros, o 1000 toneladas, y el giro no puede superar las 2 rpm. De otra mandera es imposible moverlo, o frenarlo.

La misión ARM, con un asteroide capturado. NASA.
Otros dos candidatos “válidos” se han identificado hasta el momento. 
Las observaciones muestran que mas que una roca solida, estos asteroides son un grupo de rocas débilmente unidas, como una flota de rocas voladoras, o una roca sólida más pequeña y muchos residuos finos.

Los científicos encontraron un tipo similar de composición para el asteroide 2009 BD, otro candidato considerado válido. Trilling y sus colegas usaron el Spitzer para ayudar a fijar el tamaño en unos 3 o 4 metros.

El equipo dice que los pequeños asteroides probablemente se formaron como resultado de colisiones entre asteroides más grandes, pero no queda claro cómo podrían haber surgido estas acumulaciones de rocas inusuales. 

Planean usar Spitzer para estudiar más de los pequeños asteroides, tanto como posibles objetivos para misiones espaciales de asteroides, como para una mejor comprensión de los muchos asteroides que componen nuestro Sistema Solar.
Puedes ver un resumen de la misión ARM en ingles.