El cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko

Después de un viaje de una década (desde el 2004) persiguiendo su objetivo, Rosetta de la ESA ha convertido hoy en la primera nave espacial que se pone en órbita un cometa, abriendo un nuevo capítulo en la exploración del Sistema Solar.

Detalle del núcleo del cometa, tomado desde 120 km, con una definición de 2,2 metros por pixel. 

El cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko y Rosetta ahora se encuentran 405 millones kilómetros de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y Marte, corriendo hacia el interior del Sistema Solar a casi 55 000 kilómetros por hora.

El cometa recorre una órbita elíptica de 6,5 años que lo lleva más allá de Júpiter en su punto más lejano, a un punto entre las órbitas de Marte y de la Tierra en el perihelio. Rosetta lo acompañará durante más de un año, después de girar alrededor del Sol y alejarse hacia Júpiter nuevamente.

Imagenes tomadas durante el acercamiento.

El viaje de la nave fue muy complejo, teniendo varios acercamientos a la Tierra y a Marte, para llegar al cometa. En el viaje, también visitó a .los asteroides Steins y Lutetia, con la obtención de imagenes sin precedentes y datos científicos.

“Después de diez años, cinco meses y cuatro días viajando hacia nuestro destino, dando cinco vueltas alrededor del Sol y registrando una distancia recorrida de 6400 millones kilómetros, estamos encantados de anunciar finalmente ‘estamos aquí'”, dijo Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA .

Hoy hemos visto el último de una serie de diez maniobras de encuentro que comenzó en mayo para ajustar la velocidad y la trayectoria de Rosetta gradualmente para que coincida con los de la cometa. Si cualquiera de estas maniobras habían fracasado, la misión se habría perdido, y la nave espacial simplemente habría volado a través del cometa.

El cometa comenzó a revelar su personalidad cuando Rosetta se estaba acercando. Las imágenes tomadas por la cámara OSIRIS entre finales de abril y principios de junio de 2014 mostraron que su actividad era variable.

La coma del cometa – (la cabeza del cometa) comenzó a formarse y lo puso muy brillante, pero luego se calmó a lo largo de las siguientes semanas.

El espectrómetro de la nave (VIRTIS), midió la temperatura media de la cometa en alrededor de -70 ° C, lo que indica que la superficie es predominantemente oscura y polvoriento mas que limpio y helado.

 En este momento expulsa unos 300 mililitros de agua por segundo, aproximadamente el volumen de un vaso común.

A continuación, las imágenes impresionantes tomadas desde una distancia de unos 12 000 kilómetros comenzaron a revelar que el núcleo se compone de dos segmentos distintos unidos por un “cuello”, dándole un aspecto de pato.

“¿Es esta estructura de doble lobulado construida a partir de dos cometas independientes que se unieron en la historia del Sistema Solar, o se trata de un cometa que se ha erosionado drásticamente y de forma asimétrica en el tiempo? Rosetta está en el mejor lugar para evaluar estas posiblidades”.

Al llegar a un cometa

Hoy, Rosetta se encuentra a 100 km de la superficie del cometa, pero va a acercarse más todavía. Durante las próximas seis semanas, llegará a 50 km.

Al mismo tiempo, se evaluarán los lugares de descenso para el módulo de aterrizaje Philae.

Finalmente, Rosetta intentará una órbita cercana, casi circular a 30 km y, dependiendo de la actividad del cometa, tal vez acercarse aún más.

Hasta cinco posibles sitios de aterrizaje serán identificados a finales de agosto, y el sitio principal se decidirá a mediados de septiembre. 


El plazo final para la secuencia de despliegue de Philae, se espera para el 11 de Noviembre de 2014- pero será confirmada a mitad de octubre.

“Después de aterrizar, Rosetta seguirá acompañando el cometa hasta su máxima aproximación al Sol (perihelio) en agosto de 2015 y más allá, viendo su comportamiento desde cerca para darnos una experiencia única y una visión en tiempo real de cómo funciona un cometa, mientras viaja alrededor del Sol .

La visión desde Tierra
El cometa en este momento es invisible para telescopios pequeños (magnitud 20), y justamente la misión busca estar en el cometa en el momento que se “prenda”. En agosto de 2015 alcanzará el perihelio, cuando tendrá magnitud 11. 

Curva de luz del cometa, Alcanzará en 2015 la magnitud 11. Gráfico de Seiichi Yoahida.

No es muy notable ese brillo para un cometa, pero los que lo registren y midan harán una contribución enorme, porque podrán registrar a gran distancia lo que sucede, lo que combinado con los datos “in situ” ayudarán a tener una mejor comprensión de este y muchos cometas.