¿Hay un meteorito en la Meca?

Muchas veces los meteoritos han marcado el rumbo histórico de la humanidad. El hecho de ser algo caído del cielo era un mensaje de los dioses, y cualquier que la poseyera tenia el poder de Dios.

En particular, la religión musulmana, tiene asociado su origen a la llamada “Piedra Negra”, que muchos consideran que es un meteorito.

La Piedra Negra

La Piedra Negra es una reliquia musulmana, que según la tradición islámica se remonta a los tiempos del origen del primer hombre y mujer.

Es considerada por los musulmanes como una piedra del Paraíso. Se encuentra en la esquina oriental de la Kaaba, el edificio cúbico de piedra hacia el que los musulmanes se orientan para orar, en el centro de la Gran Mezquita en La Meca, Arabia Saudita. La piedra es de unos 30 cm de diámetro y situada a 1,5 metros por encima del suelo. Está engarzada en un contenedor de plata.

Cuando los peregrinos circunvalan la Kaaba, como parte del ritual del Tawaf, muchos de ellos intentan, si es posible, detenerse y besar la Piedra Negra siete veces, emulando el beso que, según la tradición islámica, recibió del profeta Muhammad.

1) La Piedra Negra 2) La puerta de la Kaaba

La piedra se rompió en varios pedazos debido al calor provocado durante un incendio en el año 683. Las piezas están unidas por un marco de plata, que encierra la piedra con clavos de plata.

Fue robada por la secta de los Cármatas en 930 y restituida (después de pagar un fuerte rescate) veintiún años después.

La naturaleza de la Piedra Negra ha sido muy debatida. Se ha descrito como de basalto, un ágata, un pedazo de vidrio natural o – más popularmente – un meteorito rocoso.

Paul Partsch, el conservador de la colección imperial austro-húngara de minerales, publicó la primera historia completa de la Piedra Negra en 1857, en el que estaba a favor de un origen meteorítico de la Piedra.

Robert Dietz y John McHone propusieron en 1974 que la Piedra Negra era en realidad un ágata, a juzgar por sus atributos físicos y un informe de un geólogo árabe.

La Piedra Negra.

Elsebeth Thomsen, de la Universidad de Copenhague propuso una hipótesis diferente en 1980.

Sugirió que la Piedra Negra podría ser un fragmento de vidrio o impactita del impacto de un meteorito fragmentado que cayó hace unos 6.000 años en el desierto, a 1.100 kilómetros al este de La Meca, en la zona de Wabar.

Los cráteres en Wabar se caracterizan por la presencia de bloques de vidrio de sílice, fundidos por el calor del impacto e impregnado con gotas de una aleación de níquel-hierro del meteorito (la mayoría de las cuales fue destruida en el impacto). Algunos de los bloques de vidrio están hechos de cristal brillante negro, con un color blanco o amarillo interior y llenos de huecos de gas.

Una investigación de 1965 data su formación en varios miles de años, pero un análisis mas reciente (2004), indican que solo se formaron hace solo 150/200 años.

El cráter de Wabar, en 1994.

La zona más amplia era ciertamente conocida; en la antigua poesía árabe, Wabar o Ubar  fue el sitio de una ciudad fabulosa que fue destruida por el fuego del cielo a causa de la maldad de su rey.

Aun no siendo Wabar el origen de la piedra, o sin ser un meteorito, lo importante es lo que la gente creía que lo era….. y prácticamente cimentó el origen de la religión musulmana.

Igual nada es concluyente. Es posible que sea un meteorito antiguo, caido varios miles de años atrás, encontrado en el desierto.