Extraterrestres; su iconografia. – John Moffitt

En este libro ingenioso, erudito y bien investigado, el historiador de Arte John Moffitt analiza la iconografía popular que representa a los presuntos visitantes extraterrestres (ET) y el gran atractivo de esta locura en la New Age como un fenómeno cultural de masas.

Como un escéptico, Moffitt no está interesado en la realidad o no de los ET, sino en lo que esta imaginería revela acerca de la cultura contemporánea. 
El libro en castellano se lo ha llamado “Alienigenas”.
Según el autor, las representaciones de los ET son las típicas imagenes que tenemos de los extranjeros (aun antiguos) y los motivos culturales son de larga data. Para él extrajnero es todo aquel personaje nuevo, al que no estamos acostumbrados, sea un pueblo nuevo o un ET.

La tapa en la versión en castellano, Ed. Siruela.

Históricamente, a los considerados “extranjeros” se los describe de la misma manera: cabeza grande, piel grisácea, cuerpo pequeño y mas bien débil, orejas, nariz y boca pequeña, pero con ojos grandes, rasgados y muchas veces oscuros.

“Nos demos cuenta o no, entre los precursores de los ET están las ménades de arte griego antiguo, las primeras representaciones de Cristo en los iconos bizantinos, las visiones religiosas que se muestran en la pintura española del siglo 15, y las imágenes populares de las brujas y los íncubos de los siglos 18 y 19”. 

Cristo en un mosaico Bizantino del Siglo VI.
Hoy en día, en nuestra era espacial posmoderna, estas figuras eternas de la imaginación y el arte han asumido los atavíos de otro mundo de criaturas alienígenas. 
Por la misma razón, creencias centenarias, ya sea en dioses de la naturaleza y diosas, demonios, brujas, Satanás, o santos, se han convertido en la corriente de la mitología de la New Age que a menudo rodea a las historias e imágenes relacionadas con los extranjeros. 
Impulsado por una enorme industria del entretenimiento, medios de comunicación, y la unidad de lucro implacable del capitalismo, las imágenes de los ET se ha convertido en omnipresente, y en el proceso de la línea entre la fantasía y la realidad cada vez más difícil de discernir.

Este libro, y por sobre todo su lectura entretenida, permite hacer una disección de la cultura popular actual de una manera muy accesible y a menudo divertida de nuestra obsesión actual con la posibilidad de que “no estemos solos”.
Claro que los creyentes en los ET no tomaran todo esto como una representación de lo desconocido que genera la mente humana, sino como prueba de que están entre nosotros desde la época de la griegos clásicos y mas….