La Astronomia y la Segunda Guerra Mundial

Por Glenn A. Walsh 

El 1 de septiembre de 2014 se cumplió el 75 aniversario del estallido de la Segunda Guerra Mundial, aunque América no entró en la guerra hasta que dos años más tarde en 1941, tras el ataque sorpresa de Japón a Pearl Harbor, Hawaii.

Primera foto de la Tierra desde el espacio, tomada en octubre de 1946, con un cohete V2 aleman.

Esta guerra afectó mucho la ciencia y la tecnología, incluyendo la ciencia de la astronomía.


El Radar, sonar, aviones, helicópteros, y las computadoras analógicas fueron importantes perfeccionamientos tecnológicos durante la Segunda Guerra Mundial.

En cambio la investigación científica en gran medida avanzó después de la guerra.

Claramente, el mayor avance científico y tecnológico, fue la producción y aplicación por los Estados Unidos de las primeras bombas atómicas.

Oppenheimer

El físico J. Robert Oppenheimer fue el director científico del Laboratorio Nacional de Los Alamos, que diseñó las primeras bombas atómicas para el famoso Proyecto Manhattan.

Una explosión nuclear, 0,025 segundos después de ocurrida, mide mas de 200 metros….

Pero justo antes del comienzo de la guerra, el Dr. Oppenheimer, junto con el estudiante graduado Hartland Snyder, publicaron un artículo científico que predecia la existencia de los agujeros negros. Bajo el título, “On Continued Gravitational Contraction”, declaró que la gravedad podría exprimir una estrella muy pesada a un punto extremadamente pequeño, una vez que se utilizó todo su combustible. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, el Dr. Oppenheimer no pudo continuar con esta investigación.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, muchos científicos europeos, entre ellos Albert Einstein, dejaron Europa para ir a los Estados Unidos, donde continuaron su investigación científica.

Baade

El astrónomo alemán Walter Baade se había mudado a Estados Unidos en 1931 y trabajaba en el Observatorio Mt.Wilson cerca de Los Angeles.

Unos años mas tarde, se le ofreció la dirección del Observatorio de Hamburgo, Alemania. Como seguia siendo un leal alemán, consideró la oferta, pero decidió quedarse en el Monte Wilson donde tenía mejores instalaciones y un mejor clima.

Aunque Estados Unidos lo clasificó como un “extranjero enemigo”, se le permitió continuar sus investigaciones. Los apagones de Los Ángeles debidos a la guerra, le ayudaron a hacer importantes descubrimientos sobre el tamaño del universo y la naturaleza de las estrellas.

Minkowski

Otro astrónomo alemán, Rudolph Minkowski, (colega de Walter Baade), llegó a Estados Unidos para escapar de la amenaza de ser enviado a un campo de concentración alemán. Después de convertirse en ciudadano estadounidense, ayudó a los esfuerzos de guerra en el Instituto de Tecnología de California.

Después de la guerra, hizo descubrimientos en relación con las galaxias y las estrellas moribundas, y fue director del programa del Palomar Observatory Sky Survey. (POSS)

Con este telescopio de 122 cm. se tomaron las placas del primer catalogo POSS.

A excepción de la investigación tecnológica para aplicaciones militares, la mayor parte de la investigación científica en Europa cesó durante la guerra. Algunos observatorios astronómicos europeos cerraron o fueron utilizados para observaciones meteorológicas o de entrenamiento de navegación astronómica para los pilotos de aviones militares.

Pulkovo

Algunas de las instalaciones de investigación y producción, incluidos los observatorios astronómicos, fueron destruidos. El Observatorio de Pulkovo, cerca de San Petersburgo, Rusia, fue completamente destruido después de los feroces ataques aéreos alemanes y bombardeos de artillería.

Varios instrumentos astronómicos, y la lente de objetivo de 30 pulgadas (76 cm) del telescopio principal, fueron salvados por el personal, así como una gran parte de la biblioteca del observatorio. El Observatorio de Pulkovo fue reconstruido y ampliado en 1954.

El observatorio de Pulkovo, en la Segunda Guerra……. Hoy sigue funcionando.

Zeiss

Las fabrica de ópticas Carl Zeiss en Jena, Alemania, donde se construyeron los primeros Planetarios, fue gravemente dañada por los bombardeos aliados durante la guerra. Una vez iniciada la guerra, la fábrica había sido utilizada para la fabricación de visores de bombardeo de la aviación militar alemana.

Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la fábrica de Jena se convirtió en parte de la República Democrática Alemana (Alemania Oriental), una segunda compañía Zeiss fue fundada en Oberkochen, República Federal de Alemania (RFA). En 1991, un año después de la reunificación alemana, las dos compañías Zeiss se reunieron con eficacia, y las divisiones de microscopía y planetarios regresaron a Jena.

Planetario Buhl

Hace casi 75 años, el quinto proyector Zeiss en América se instaló en el Planetario Buhl, en Pittsburgh, USA.

La inauguración del Planetario Buhl se produjo menos de dos meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el 24 de octubre de 1939. La Fundación Buhl adquirió todos los instrumentos necesarios a la casa Zeiss.

Junto con el Proyector Zeiss II, el Planetario Buhl había ordenado un telescopio refractor de 10cm.

Un telescopio mucho más grande, un refractor de 25 cm. de la Sociedad Científica Gaertner en Chicago se instalaria en el lugar, pero no se completaria hasta pasados dos años mas, por lo que este refractor de 10 cm. seria el intrumento principal del planetario.

Sin embargo, cuando el telescopio Zeiss llegó a Pittsburgh, notaron que por error, Carl Zeiss Optical Works había enviado el telescopio mal.

Primer telescopio del Planetario Buhl, visto aquí en el ala oeste del  tercer piso Observatorio Astronómico, un refractor terrestre de 10 cm de diámetro.  Fue enviado a Pittsburgh por error por la empresa Carl Zeiss Opitcal que fuciona en Jena, Alemania. Debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial,
no pudo ser devuelto y sustituido por un telescopio astronómico.
(Fuente de imagen: Francis G. Graham, profesor emérito de Física, Universidad Estatal de Kent)

El telescopio que habian enviado era un refractor terrestre, proporcionando imágenes al derecho. El planetario habia solicitado un telescopio astronomico, que ofrece una imagen invertida de un objeto celeste.

Para lograr que un telescopio proporcione imagenes al derecho, es necesario que tenga mas lentes, que le quitan luminosidad. Para ver el cielo es innecesario que las imagenes esten al derecho, y lo que se ve muchas veces es debil, por lo que las lentes de mas son un problema.

El Planetario Buhl deberia haber devuelto el telescopio a Zeiss de Alemania y esperar a que le enviaran el telescopio correcto.

El poco común refractor de 25 cm, tipo sideróstato.

Sin embargo, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, era imposible. Así, el personal del Planetario tuvo que aprender a usar como se podria el refractor terrestre. El telescopio se sigue usando hoy en dia para los programas públicos.


El “Observatorio de la gente” como se conoce al refractor de 25 cm, en el tercer piso del Planetario Buhl, se dedicó en la tarde del 19 de noviembre de 1941 al famoso astrónomo Harlow Shapley, que entonces era director del Observatorio del Colegio de Harvard. La primera luz a través del refractor fue el anillado planeta Saturno.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Planetario fue utilizado para entrenar a los aviadores militares en la ciencia de la navegación celestial.

Una demostración en el Planetario Buhl.

La exposición temporal que se inauguró esa noche, en la Galería Octágono (ubicado directamente debajo de proyector del planetario Buhl), fue titulada, “¿Puede Estados Unidos ser bombardeado?” Esta exposición se inauguró dos semanas y media antes de que los japoneses bombardearon Pearl Harbor!