Nuevos descubrimientos del Cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko

Imágenes de alta resolución del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko revelan un mundo multifacético único. La nave espacial Rosetta de la ESA llegó a su destino hace aproximadamente un mes y actualmente está acompañando al cometa a medida que avanza en su ruta hacia el Sistema Solar interior.

Cada color muestra un morfologia diferente.

Ahora, los científicos han analizado las imágenes de la superficie del cometa tomadas por OSIRIS, una de las camaras de la nave Rosetta, y han identificado varias regiones distintas, cada una de las cuales se definen por características morfológicas especiales. Este análisis proporciona la base para una descripción científica detallada de la superficie de 67P.

“Nunca antes habíamos visto una superficie cometaria con tanto detalle”, dijo el investigador principal de OSIRIS Holger Sierks del Instituto Max Planck de Ciencias del Sistema Solar en Alemania.

En algunas de las imágenes, un píxel corresponde a la escala de 75 centímetros. “Es un momento histórico, tenemos una resolución sin precedentes para ver un cometa”, añade.

Con áreas dominadas por acantilados, depresiones, cráteres, rocas o incluso ranuras paralelas, 67P muestra una multitud de diferentes terrenos. 

Si bien algunas de los áreas parecen ser tranquilas, otros parecen deber su forma a la actividad del cometa.

“Este primer mapa es, por supuesto, sólo el comienzo de nuestro trabajo”, dijo Sierks. “En este momento, nadie entiende verdaderamente cómo estas variaciones morfológicas llegaron a ser así.”


Como el cometa y Rosetta viajaran más cerca del Sol en los próximos meses, el equipo de OSIRIS supervisará la superficie en busca de cambios. 
Si bien los científicos no esperan que las regiones del cometa a varíen drásticamente, incluso sutiles transformaciones de la superficie pueden ayudar a explicar cómo la actividad cometaria se crea en un mundo tan impresionante. 
Los mapas también ofrecen información valiosa para la nave de descenso Philae que lleva la Rosetta. El 15 de septiembre se definirán los lugares posibles.