Camille Flammarion

Fue uno de los primeros grandes divulgadores de la Astronomía, algo así como un Carl Sagan del siglo 19.

Camille Flammarion a los 36 años.

Era una época que para ser astrónomo no requería grandes estudios, mas aún siendo un observador por encima que calculista. Escribió más de 70 libros, que lograron fomentar el interés del público en temas del cielo, aunque muchos de sus argumentos científicos y filosóficos eran excéntricos.

Su caso es interesante, porque si lo buscas en internet, figura como un gran astrónomo divulgador, ganador de premios, cuyo nombre se le puso a un asteroide y dos cráteres, uno en la Luna y otro en Marte. Por el otro lado, aparece en sitios de espiritismo, ya que se dedico en gran parte de su vida a estos temas.

Este pensamiento mágico, junto con la fama que tenia, le genero grandes seguidores y grandes enemigos en la comunidad científica.

Nacido en Montigny-le-Roi (Francia) en 1842, se desempeñó durante algunos años en el Observatorio de París (a partir de 1858) con solo 16 años y posteriormente en el Bureau des Longitudes, pero en 1883 creó, con ayuda de su amigo Méret, un observatorio privado en Juvisy,  a 20 km. de París, y continuó sus estudios, especialmente de estrellas dobles y múltiples, la Luna y Marte.
Unos de los mapas de Marte trazados por Flammarion.

Su primer libro, “La pluralité des mondes habité” (La pluralidad de los mundos habitados), publicado originalmente en 1862, aseguró su reputación tanto como gran divulgador (su prosa sencilla era muy fácil de seguir para el no experto) y el principal defensor del pluralismo (que la vida existía en muchos lugares del Universo).

En 1882, el libro ya tenia 33 ediciones, fue traducido a muchos idiomas y fue reimpreso hasta bien entrado el siglo 20.

En 1887, fundó la Societé Astronomique de France. una de las asociaciones astronómicas mas importantes del mundo.

La creencia apasionada de Flammarion en la vida en otros mundos se nutrió de sus lecturas de autores pluralistas anteriores como Fontanelle, Cyrano de Bergerac, Huygens, Lalande y Brewster.

Como consideraba que era Marte, una segunda Tierra.

Él y otro escritor francés, J.H. Rosny, fueron los primeros en popularizar la noción de seres extraterrestres que eran genuinamente diferentes y no meramente variantes de los seres humanos y otras formas terrestres. En su “Mundos Reales y Mundos Imaginarios” (1864) y “Lumen” (1887), describe una serie de especies exóticas, incluyendo las plantas sensibles que combinaban los procesos de digestión y la respiración.

Esta creencia en la vida extraterrestre, Flammarion la combina con una convicción religiosa derivada, no de la fe católica en la que se había criado, sino  mas bien de algunas lecturas de Jean Reynaud y su énfasis en la transmigración de las almas (se refiere a que habría múltiples planetas habitables en el Universo, y las almas renacían en cada uno).

Se consideraba de esta manera un “ciudadano del cielo”. Creía que el alma cada vez que renacía crecía, aprendía y se desarrollaba, asimilando poco a poco el conocimiento en cada planeta del Universo.

Este pensamiento se hizo cada vez mas profundo, y ayuda a entender porque cada vez escribió mas extensamente estos temas en las últimas décadas del siglo 19.

Muchos creen que esta conocida imagen fue creada por Flammarion.

Su trabajo más vendido, su épica “Populaire Astronomie” (1880), traducido como “Astronomía Popular” (1894), está lleno de especulaciones sobre la vida extraterrestre.

Un capítulo entero argumenta el caso de la vida lunar, mientras que a Marte lo considera “una Tierra casi similar a la nuestra [con] agua, aire … lluvias, arroyos, fuentes … Este es sin duda un lugar poco diferente al que vivimos”.

observatorio del pangue - observatoire camille flammarion
El observatorio privado de Juvisy. El edificio fue construido en 1730, y  en 1883 le fue donado a Flammarion, que se encargó de instalarle la cúpula y el telescopio.

Se dedico a la observación de Marte, y muchos de sus libros tratan del tema. Opina que los canales de Marte son un esfuerzo de los marcianos para llevar agua desde los polos hacia el ecuador, y que los habitantes del planeta rojo representan una civilización mas antigua y avanzada que la nuestra.Estas especulaciones salvajes le granjearon el desagrado de muchos de sus colegas.

Esta conclusión la sacó en base a que los canales de Marte (que hoy se sabe eran ilusiones ópticas generadas por la capacidad del cerebro de ver formas en manchas, ademas de usar telescopios relativamente pequeños) deberían ser monumentales obras de ingeniería, que aun hoy serian muy difíciles de hacer.

Tenia una fértil imaginación, con la que lograba captar el interés del publico. En sus libros “Récits de l’infini” (1872) y “La fin du monde” (1893), incluye varios cuentos que describen la reencarnación de un espíritu en otros mundos, en diferentes formas alienígenas.

Posterioremente fue escribiendo cada vez mas sobre la investigación psíquica, como por ejemplo “La Muerte y su Misterio” (3 vols., 1920-1921). A su favor puede decirse que el espiritismo en esa época estaba en pleno furor, y muchas personas curiosas y de la cultura incursionaron en el tema.

Lunette_de_Camille_Flammarion,_Septembre_2012
El refractor de 24 cm de Flammarion. La cúpula fue diseñada por él mismo.

Una anécdota interesanteFlammarion ganó la atención amorosa de una condesa francesa que murió prematuramente de tuberculosis. Ella era una gran admiradora de su obra y aunque no se conocían, le hizo una petición inusual a su médico: que cuando muriera le cortara un pedazo grande de la piel de su espalda, para llevárselo a Flammarion, y pedirle que le hiciera la tapa a su próximo libro (debemos recordar que era una practica común forrar los libros con piel humana, fundamentalmente en 1800).Para cumplirlo, la primera copia de “Terres du Ciel” tenia una inscripción en oro en la portada: “cumplimiento Piadoso de un deseo anónimo / Encuadernación en piel humana (mujer) 1882”.El libro “Astronomía Popular”, ampliado (sacando las especulaciones de vida en Marte y la Luna)  y con otros coautores como André Louis Danjón, se siguió editando hasta la década de 1960, donde incluía temas de exploración espacial. Un excelente libro de astronomía. (ya no contenía nada de cuestiones espirituales ni especulaciones alocadas).

La tapa de piel humana.

En 1919, Camille se casó con su segunda esposa Gabrielle Renaudot (1876-1962). El tenia 77 años, ella 43. Durante seis años trabajaron codo a codo para promover la astronomía en Francia.

flam17
Flammarion y su esposa Gabrielle.

Modernamente se formó la Asociación “Amigos de Camille Flammarion” que se encarga del mantenimiento del observatorio de Juvisy.Después de que Camille murió, Gabrielle siguió manteniendo Observatorio Juvisy e incluso hizo arreglos para que el observatorio siguiera trabajando después de su muerte. Está enterrada junto a su marido en el parque observatorio.

02c79aa262_50101761_357-fla2
El famoso libro “Astronomía Popular”

Mi amigo Marcelo Monopoli encontró este enlace donde se ven todos los libros de Flammarion en formato .pdf, en francés.

Por esa creencia que tuvo toda su vida en el espiritismo, muchas personas actualmente pretenden comunicarse con él, o dicen haberse comunicado…..

En el video, mas allá que son una personas buscando espíritus…, muestran el observatorio muy bien.