Una daga de Tutankamón de hierro meteorítico

Los estudiosos han discutido durante mucho tiempo la introducción y propagación de la metalurgia del hierro en diferentes civilizaciones.

La magnífica daga de Tutankamón, en oro y hierro.
La magnífica daga de Tutankamón, en oro y hierro. Tiene un largo de 34,2 cm.

El uso esporádico de hierro ha sido reportado en la zona del Mediterráneo Oriental desde finales del Neolítico hasta la Edad del Bronce.

A pesar de la limitada existencia de la fundición del hierro, en general se asume que los primeros objetos de hierro fueron producidos a partir de hierro meteorítico.

Sin embargo, los métodos de trabajo del metal, su uso y difusión son cuestiones polémicas por la falta de un análisis detallado.

La daga de Tutankamón

Desde su descubrimiento en 1925, el origen meteorítico de la hoja de la daga de hierro del sarcófago del antiguo rey egipcio Tutankamón (siglo 14 AC) ha sido objeto de debate y en análisis previos, fueron arrojados resultados controvertidos.

Imagen en blanco y negro de la momia de Tutankamón, donde se ve la daga señalada con una flecha.
Imagen en blanco y negro de la momia de Tutankamón, donde se ve la daga señalada con una flecha.

Un grupo de cientificos, encabezados por Daniela Comelli, del Dpto. de Física de la Politectica di Milano, Italia, demostraron que la composición de la hoja de la daga, apoya firmemente su origen meteorítico.

Por otra parte, la alta calidad de fabricación de la hoja de la daga de Tutankamón, en comparación con otros artefactos de hierro, sugiere un dominio importante de la metalurgia del hierro en esa lejana época.

Las muestras

Para el análisis se uso un espectrómetro de fluorescencia de rayos X, que no es invasivo.

Funciona por bombardeo de rayos X a la pieza a analizar. Los átomos así excitados, emiten energía por fluorescencia,  lo que permite reconocerlos.

En la punta de la daga se ve claramente la maravillosa terminacion de la hoja de hierro. Solo podrian conseguirla si dominaban la fundición del metal.
En la punta de la daga se ve claramente su maravillosa terminación. Solo podrían conseguirla si dominaban la fundición del metal.

Los resultados fueron comparados con 11 meteoritos de composición conocida, y 11 materiales de referencia certificados de acero.

La hoja, arroja que contiene por peso de hierro, más del 10,8% de Niquel y 0,58% de Cobalto. Esta composición es totalmente compatible con la de los meteoritos.

Conclusiones

Recientemente se ha informado que los más antiguos artefactos de hierro de Egipto, es decir, nueve pequeñas perlas, excavadas en una tumba en Gerzeh (Egipto) y fechadas alrededor de 3200 AC, son de hierro meteorítico, cuidadosamente martillado en láminas delgadas.

Detalle de la empuñadura y la funda.
Detalle de la empuñadura y la funda.

Comentan los autores “Nuestro hallazgo confirma que las excavaciones de enterramientos importantes, entre ellas la de Tutankamón, contienen artefactos pre- Edad de Hierro de origen meteorítico”.

Y agregan “Como los dos únicos artefactos de hierro valiosos desde el antiguo Egipto hasta ahora analizados con precisión son de origen meteorítico, sugerimos que los antiguos egipcios atribuye un gran valor para el hierro meteorítico para la producción de objetos decorativos o ceremoniales hasta el siglo 14 AC”.

Y en la escritura también

Por último, hallaron datos importantes en el uso del término “hierro”, citado en relación con el cielo en Mesopotamia, por los hititas, y textos antiguos egipcios.

Antes de la dinastía XIX, se usaba el jeroglífico

maps12664-gra-0001

para denominar al metal usado (como “mineral, metal, hierro”)

En cambio después del la dinastía XIX (siglo 13 AC), se usa mas bien el jeroglífico

maps12664-gra-0002
que es un nuevo término compuesto, cuya traducción literal es “hierro del cielo”

La introducción de esta nueva palabra compuesta, sugiere que los antiguos egipcios, ademas de otros pueblos antiguos de la zona mediterránea, eran conscientes de que estos escasos trozos de hierro provienen del cielo, anticipándose a la cultura occidental por más de dos milenios.

Puedes ver el paper completo en ingles en el enlace.