¿Que organismo será primero en un viaje interestelar?

La gente se está preparando para extender la vida desde nuestro sistema solar al cosmos.tardigrado

Pero las primeras formas de vida para hacer ese viaje no serán los seres humanos, o incluso los bichos que la mayoría de la gente reconocería.

Aunque no lo creas, el principal candidato de los científicos son los tardígrados,  insectos pequeños, rechonchos y de cara pellizcada en el primer viaje de vida más allá de la nube de Oort (el anillo de restos helados alrededor de nuestro sistema solar) y hacia el espacio interestelar.

¿Por qué tardígrados ?

Bueno, si has escuchado algo sobre estos “osos de agua” de ocho patas y moradores de la tierra, es probable que sea porque son ridículamente resistentes a los estragos del universo: estragos tanto  de la Tierra como del espacio exterior.

Hervirlos no los mata. Tampoco la presión extrema ni el frío extremo. Un estudio publicado online el 14 de julio en la revista Scientific Reports sugiere que incluso los asteroides que golpean la Tierra, los flash de supernova cercanas y las poderosas explosiones interestelares de radiación gamma no eliminarían a estos insectos.

Esa resistencia, junto con su pequeño tamaño, que alcanza menos de un milímetro de largo, Los hace candidatos ideales para hacer un primer crucero fuera del sistema solar.

Se  los ha pensado para ser tripulantes de micro naves impulsadas por rayos láser a velocidades relativistas (cercanas a la velocidad de la luz) hacia el extremo del sistema solar.

Es parte del proyecto de la NASA Starshot. Algunos consideran que seria posible llegar a Alfa Centauri en 20 años.

La Criptobiosis

Tal vez la cualidad más fascinante de los tardígrados es su resistencia y capacidad, en situaciones medioambientales extremas, de entrar en un estado de animación suspendida conocido como criptobiosis o estado anhidrobiótico. Mediante un proceso de deshidratación, pueden pasar de tener el habitual 85 % de agua corporal a quedarse con tan solo un 3 %. En este estado el crecimiento, la reproducción y el metabolismo se reducen o cesan temporalmente y así pueden pasar años. En 2016 científicos del Instituto Nacional de Investigación Polar de Japón (NIPR) consiguieron reanimar a ejemplares que llevaban más de 30 años congelados.​

Experiencias en el espacio

En septiembre de 2007 se lanzó la sonda espacial Foton M3 de Rusia y la ESA, y en ella fue colocado un grupo de tardígrados. Se comprobó que no solo sobrevivieron a las condiciones del espacio exterior, sino que incluso mantuvieron su capacidad reproductiva, por lo que se les considera el ser vivo más resistente. Además, pueden soportar 100 veces más radiación que los seres vivos más resistentes y pueden pasar años en un estado de hibernación sin agua, y reactivarse en cuanto se les suministra.